Imagen aérea de la planta de Nissan en Barcelona

Atención: El Gobierno de Pedro Sánchez, en alerta 5

El sector de la automoción va a sufrir consecuencias de esta situación, aunque no se espera que se cierren más factorías a corto o medio plazo

Tras hacerse oficial el cierre  de la planta de Nissan en Barcelona y de Alcoa en Lugo, las alarmas  se han encendido en el Gobierno. Según se calcula, más de 30.000 empleos, entre directos e indirectos, serán los que se verán afectados por el cierre de ambas compañías. Por este motivo el Ejecutivo  habla de 'alerta 5'.

Según recoge el medio ‘La Información’, eso supone un «punto de inflexión» para el Gobierno. Una de las mayores preocupaciones es que las protestas como las que se vivieron ayer es que se conviertan en «disturbios» y generen un «efecto dominó», tal y como señala el citado medio.

Añaden que, pese a que desde Moncloa se recibían mensajes de esperanza en cuanto a la situación laboral en España desde Japón, no las tenían todas y cabía la posibilidad de que la decisión fuese la que han acabado por tomar: el cierre de las plantas. El sector de la automoción va a sufrir consecuencias de esta situación, aunque no se espera que se cierren más factorías a corto o medio plazo.

Lo que quieren evitar  es que en las calles se empiece a ver un clima de disturbios, indican desde el área económica del Ejecutivo, según ‘La Información’. No quieren que se creen acciones como las vividas en nuestro país vecino, Francia, con los ‘chalecos amarillos’. Según la Vicepresidencia Económica: «Un contexto de noticias desfavorables», no favorece a la tranquilidad.

El coronavirus  ha dejado imágenes de protestas  por la gestión del Gobierno, pero no han sido las primeras que han vivido en su corto mandato, antes tuvieron que sufrir la movilización del sector agrícola, que hizo la revuelta de los tractores. En esa ocasión, se protestaba por la caída de los precios en los productos del sector agrícola y ganadero, que veían cómo los intermediarios ganaban muchísimo más dinero que ellos sin hacer nada. Durante la movilización que protagonizaron cortaron carreteras, incluso llegaron al Ministerio de Agricultura, tal y como afirma el citado medio.

Otro de los sectores que se está viendo diezmado en los últimos tiempos es el de la minería. Alcoa es una de las fábricas afectadas directamente, pero hay otras que deberán protagonizar una reconversión, pues el Gobierno ha apostado por planes ecológicos, como así lo refunda la Ley del Clima. Además de la mítica industria minera que hay en Asturias, otros territorios como Castilla y León también se van a ver afectados.

La generación de disturbios a causa de la situación económica y social en España ha sido advertida al Gobierno por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, según apunta ‘La Información’. En los informes que ha recibido el Gobierno se hace referencia, entre otros, a los movimientos como los vividos en la calle Núñez de Balboa, en Madrid, donde las protestas con cacerolas copaban las calles de la zona. Pese a ello, en este sentido, el Gobierno entiende que lo vivido en el barrio de Salamanca de la capital es secundario, y que lo principal es resolver la situación del ámbito industrial en referencia a la pérdida de empleo.

Las medidas del Gobierno por el momento

Pese a la situación complicada en el ámbito laboral, una buena noticia por parte del Gobierno va a dejar un legado histórico en nuestro país: la aprobación del Ingreso Mínimo Vital.

De esta manera, desde el Ejecutivo de coalición se pretende paliar la situación dramática que viven miles de hogares, que han visto sus ingresos reducidos a cero a causa de la crisis sanitaria originada por el coronavirus.

En otro contexto, el Gobierno sigue diseñando una estrategia para recuperar la iniciativa perdida con otros sectores, como por ejemplo el militar. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acudirá al cuartel de Retamares junto al Rey Felipe VI y a la ministra de Defensa, Margarita Robles. El motivo no es otro que el de dedicar unas palabras el Día de las Fuerzas Armadas a los tres ejércitos.

Así, será la segunda vez que el presidente salga de Moncloa desde el inicio de la pandemia de coronavirus, pues la primera fue a la fábrica de respiradores de Móstoles. Según ‘La Información’, el plan del Gobierno previsto es que el jefe del Ejecutivo participe en una videollamada con los representantes en las operaciones en el exterior, las permanentes y la Balmis en una ronda.

No se otorgarán honores ni formaciones por su presencia y, posteriormente se realizará el gran acto homenaje a las víctimas presidido por Felipe VI, el cual todavía no tiene una fecha concretada. Será el mismo sábado  cuando Pedro Sánchez decida si vuelve a pedir una nueva prórroga del Estado de Alarma.