Una pareja tomando una bebida en una terraza con mascarilla

El Gobierno explica cuándo dejará de ser obligatorio llevar mascarilla en España

En la página web vacunacovid.gob se explica por qué hay que seguir llevando mascarilla y hasta cuándo

Desde hace ya mucho tiempo, la mascarilla se ha convertido en uno de los métodos más eficaces para frenar los contagios de coronavirus. Por eso se ha convertido en un utensilio más de los españoles a la hora de salir a la calle, y cuesta imaginar el momento en el que ya no serán obligatorias. El Gobierno ha dado una primera pista sobre eso.

Justo un año después del estallido de la primera oleada de contagios en España, el Gobierno ha informado a través de la página de vacunación por qué las personas vacunadas tienen que seguir llevando mascarilla y cuándo dejará de ser obligatorio.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Toda la información se encuentra en una página que el Gobierno ha puesto a disposición de los españoles para resolver las dudas sobre la pandemia. La principal preocupación gira ahora en torno a las vacunas y la progresiva recuperación de la normalidad, algo que ha llevado a las autoridades sanitarias a aclarar por qué siguen siendo obligatorias las mascarillas.

La clave está en la precaución y la necesidad de seguir protegiendo a los demás aunque uno se haya puesto la vacuna y sea inmune. Estar vacunado no significa que no puedas llevar el coronavirus dentro, y por ello contagiar a otras personas vulnerables. Lo que impide la vacuna es que el coronavirus infecte tus células, aunque puede seguir en tu organismo.

Esta es la razón por la que las autoridades sanitarias, asesoradas por científicos, establecen la obligatoriedad de la mascarilla durante un tiempo más. Se mantienen también las principales medidas sanitarias, como el lavado frecuente de manos, la distancia de seguridad y la limitación de personas con las que uno se relaciona. Además, se recomienda hacer las actividades al aire libre y quedarse en casa si se ha estado en contacto con un positivo.

Máxima prudencia en plena vacunación

España se encuentra en pleno proceso de vacunación y es importante mantener una baja incidencia del virus para que la campaña de inmunización surja efecto. Por eso, las autoridades sanitarias recuerdan la importancia de mantener las medidas de prevención y que los contagios vayan disminuyendo. Solo así se podrá avanzar hacia la nueva normalidad.

Cuando se llegue a la normalidad, las mascarillas dejarán de ser obligatorias. El Gobierno sostiene que esto será en verano, cuando se alcance el 70% de población inmunizada. En la página especifica que «cuantas más personas se vayan inmunizando, menor probabilidad habrá de que el resto se exponga al virus, especialmente los más vulnerables a padecer enfermedad grave». 

El Gobierno asegura que una de las primeras medidas que desaparecerá será el uso de las mascarillas al andar por la calle. Esto sucederá «cuando una proporción importante de la población esté vacunada». El Gobierno prevé inmunizar a mayores de 40 años y profesiones de riesgo en verano, momento en el que podría desaparecer la obligatoriedad de la mascarilla.

El retraso en la llegada de las vacunas hacía temer el retraso en los plazos previstos, pero en los últimos días han llegado noticias esperanzadoras. La llegada de nuevas dosis de Pfizer, Moderna y AstraZeneca, y de nuevas vacunas como Janssen, en el mes de abril, permitirá acelerar el ritmo de vacunación. El Gobierno es optimista, y cree que se puede inmunizar a la mayoría de la población en verano para alcanzar la normalidad.

Pasos hacia la normalidad

El espejo en el que mirarse es Israel, el país donde la vacunación está más avanzada. Con el 60% de la población vacunada, la vida empieza a volver a la normalidad gracias al «pase verde», un certificado de vacunación que te permite hacer vida normal sin mascarilla. Bares, restaurantes, gimnasios, centros comerciales y otros establecimientos hasta ahora cerrados empiezan a funcionar con plena normalidad.

En Estados Unidos también se ha dado un paso importante al permitir a las personas que ya se han vacunado reunirse sin mascarilla en interiores, aunque mantiene la obligación en lugares públicos. En una guía publicada ayer, las autoridades sanitarias del país informan: «Las visitas en interiores entre personas totalmente vacunadas sin mascarillas ni distancia social son probablemente de bajo riesgo. Si estás totalmente vacunado, es probable que sea de bajo riesgo invitar a otros amigos totalmente vacunados a tu residencia privada».

En España, los efectos de la tercera ola aún son muy recientes y el miedo a la cuarta oleada de contagios sigue ahí. Por eso se está avanzando con mucha cautela y precaución. De momento, habrá que seguir con las medidas sanitarias algunos meses más.