Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo

El Gobierno responde a los brotes de coronavirus: Estudiará un nuevo estado de alarma

«Ojalá no lo tengamos que hacer pero en caso de situación grave, se tomarán decisiones contundentes», manifestaba la vicepresidenta

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus  ha puesto a todos los países en alerta y es por ello que, hasta que no haya una vacuna, ningún territorio ha descartado volver a confinar a su población. 

Eso mismo ha manifestado Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno, que estudiará «decretar la alarma en una parte del territorio, si no en todo el país», ante un nuevo rebrote de contagios masivo.

«Ojalá no lo tengamos que hacer pero en caso de situación grave, se tomarán decisiones contundentes», manifestaba la vicepresidenta. «Hemos sido muy contundentes y responsables. Desde la OMS decretó la pandemia, optamos por la medida más severa, el confinamiento», afirmaba.

Por el momento, ha admitido que el rebrote que más les preocupa es el de Aragón, cuyo gobierno autonómico ha decidido que varias comarcas  de Huesca  hayan retrocedido a la fase 2 de la desescalada. Además, hay otros 11 rebrotes en España localizados y «controlados», según Calvo.

Pese a los rebrotes, la vicepresidenta ha llamado a la calma, pues España «se encuentra en una situación dentro de lo previsible», por lo que en un principio, no se sopesa la posibilidad de volver a decretar el Estado de Alarma en el país. «En principio los brotes no necesitan más medidas que la sanitaria. Se puede retroceder de fase», ha explicado en ‘Antena 3’.

La rapidez en la detección es fundamental para evitar brotes

Carmen Calvo ha añadido que existe la posibilidad del «aislamiento» para «casos concretos y puntuales», como ocurrió en Igualada, Cataluña. Como punto importante, ha manifestado que «lo importante es la rapidez en la detención de un caso para aislar, el rastreo y el control». «No pensemos que no va a haber brotes. Esta es ahora la normalidad», afirmaba.

También ha recalcado la importancia de la responsabilidad individual  del ciudadano para evitar posibles brotes y que se tenga que volver a decretar el Estado de Alarma, del cual salimos el pasado domingo tras tres meses con él.