Pla mitjà del ministre de Sanitat, Salvador Illa, durant la compareixença

Novedades: Las 3 cosas que se podrán hacer en España a finales de abril

Dejar salir a los niños, poder hacer deporte o permitir abrir algunos comercios, son las medidas estudiadas

A pocas horas del anuncio de una nueva prórroga del estado de alarma hasta el 10 de mayo, el Ejecutivo está estudiando cómo flexibilizar el confinamiento de la población, que se prolonga ya más de un mes, desde el 14 de marzo. Según fuentes del Gobierno, no hay ninguna decisión tomada el respecto y antes de tomar nuevas medidas se escuchará al Comité Científico que, de forma periódica, se reúne cada sábado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. 

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunció que llevan días analizándose varias fórmulas para permitir salir con menores a la calle, aunque todavía no han concretado en qué condiciones se llevarían a cabo.  Entre las opciones posibles, desde el Gobierno se apunta que los niños puedan salir durante un corto espacio de tiempo, en torno a una hora, y en los alrededores del domicilio. Además, este permiso para salir a la calle siempre debe respetar las normas de distanciamiento social. 

Illa también señaló la posibilidad de permitir hacer deporte de forma individual, lo que también estará condicionado por unos horarios, por la cercanía al domicilio y por evitar el contacto con el resto de personas que salgan a practicar deporte.  

A su vez, no se descartan otras medidas como la apertura de algunos pequeños negocios al igual que hizo Italia esta misma semana, donde se ha permitido abrir librerías y tiendas de ropa infantiles, siempre bajo fuertes condiciones de seguridad. Con todo, el Ejecutivo necesitará la autorización de la Cámara Baja, por lo que deberá comparecer en el Congreso en el pleno del próximo miércoles 22 de abril, que ya ha sido convocado. 

Otro asunto que estudia el Gobierno es si aplicará estas u otras medidas por comunidades autónomas, dependiendo del número de contagios que haya en cada región. El presidente canario, Ángel Víctor Torres, defendió que el archipiélago sirva como laboratorio para la desescalada, consecuencia de la baja incidencia del coronavirus con respecto al resto de comunidades españolas. A día de hoy, se valora muy seriamente que Canarias sea la primera comunidad que inicie la desescalada.