Dos trabajadores en una oficina delante de sus portátiles

El Gobierno estudia reducir la jornada laboral en España

Están abiertos a escuchar la propuesta de otro grupo parlamentario

La actual crisis del coronavirus se ha destapado como algo más que una crisis sanitaria. Los diferentes gobiernos, como el de España, no solo están teniendo que responder el impacto de la Covid-19 en la salud de sus ciudadanos, sino que están viendo como estos están recibiendo un duro golpe económico que todo apunta puede generar un grave impacto en el ámbito laboral. 

En nuestro país, solo hace falta observar como siguen en ERTE centenares de miles de trabajadores, que mitiga algo los datos del paro, y como muchos negocios llevados por autónomos se ven abocados a echar el cierre. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero ahora mismo, el Gobierno tendría ya sobre la mesa una medida que podría ayudar a mejorar la situación del mercado laboral español. Y es que se podría estar planteando un cambio sustancial en la actual jornada laboral. 

El encargado de anunciarlo ha sido el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias. Confirmaba este jueves 3 de diciembre que desde el ministerio de Trabajo  ya están «estudiando» una posible aplicación de la jornada laboral de cuatro días  y de 32 horas. Iglesias destacaba en una entrevista en TVE que esta «podría favorecer sin duda la creación de empleo».

El líder de Unidas Podemos destacaba que la formación morada, de la cual también forma parte la ministra de Trabajo Yolanda Días, ha sido siempre partidaria de esta reducción. Afirmaba que la propuesta de los grupos Más País y Equo es «interesante» y que podría facilitar que muchas empresas apuesten por este tipo de jornada laboral. 

Pablo Iglesias destacaba que el estudio de esta propuesta esta dentro del «marco de una línea que ha sido definitoria del Ministerio, que es el diálogo social, se va a trabajar por explorar la reducción del tiempo de trabajo». 

Eso sí no quiso confirmar cuando se podría llevar al Consejo de Ministros esta propuesta para su aprobación. Explicaba que los plazos para este asunto dependen exclusivamente del Ministerio. «Yo tengo que ser respetuoso con la competencia de cada ministro, y me consta que lo estudiarán», concluía a las respuestas de los periodistas. 

La propuesta de Más País

Como decíamos, la iniciativa partió del partido liderado por Íñigo Errejón. En una enmienda a los presupuestos, planteaban destinar unos 50 millones de euros para este tipo de incentivo. Estos serían procedentes del fondo de Recuperación y Resiliencia.

El objetivo sería que las empresas que quieran probar esta iniciativa puedan recibir una compensación económica hasta que se observe una mejora del rendimiento y de la producción de los trabajadores. Antes de aplicarse a nivel nacional, la Comunidad Valenciana prepara un plan similar para su territorio.   

La intención también era que se destinará un Complemento de Reducción de Jornada que impidiera una bajada de los sueldos de los trabajadores. Para ello, se proponía una línea de ayudas plurianuales gestionadas por las comunidades autónomas.

Una gran empresa informática española ya la lleva a cabo

Para ver el efecto que tiene esta medida no hace mirar al extranjero. Y es que hay una gran empresa informática española que ya la aplica desde hace tiempo. Hablamos de la compañía ‘Software Delsol’. Los 185 trabajadores de esta empresa situada en Jaén ya hace tiempo que cuentan con esta flexibilización en su jornada laboral

Pueden trabajar de lunes a jueves realizando 36 horas. Y lo valoran muy positivamente. Un buen ejemplo es Leire que explica que esta nueva jornada que tiene desde hace un año «no tiene precio, es un regalo que nos hace nuestra empresa».  «Antes daba el 100 por cien, pero ahora el 110», dice contenta esta comercial que aprovecha un nuevo día libre para hacer lo que antes no tenía tiempo. Desde la empresa, su responsable de comunicación, Juan Antonio Mallenco, también confirmaba que «no ha habido ningún inconveniente» y «todos los objetivos se están cumpliendo».