Viajeros haciendo cola en el aeropuerto de Barajas

El Gobierno anuncia un contratiempo inesperado para el turismo en España

No atenderá una de las últimas demandas del sector

La pandemia está golpeando con dureza a nuestro país pero no solo desde el punto de vista sanitario. Y es que la actual situación ha derivado en una fuerte crisis económica y laboral, especialmente en un sector clave en España como es el turismo. 

En los últimos meses, tanto el número de turistas nacionales como internacionales ha caído en picado. La temporada de verano fue un pequeño respiro, pero fue muy floja comparada a años anteriores. Y regiones que querían recuperar algo de terreno en la temporada baja se han visto afectadas por las nuevas restricciones. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Es por eso que desde las regiones más turísticas se sigue pidiendo al Gobierno que intente tomar medidas para asegurar que la vuelta de los turistas sea lo antes posible. Una de las últimas demandas venía desde el gobierno balear, que planteaba que se diera prioridad en el reparto de vacunas a las comunidades que más han sufrido económicamente por la falta de turismo. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero el Gobierno ha cerrado la puerta a esta posibilidad. Concretamente era el secretario de Estado para la Unión Europea, Juan González-Barba el que afirmaba que no era posible porque «es importante desde el punto de vista europeo que no haya, por así decirlo, competencia en cuanto a quién adquiere más o menos inmunidad en función de las actividades económicas que tenga».  

De esta manera contestaba a la petición que le hacían en una reunión el vicepresidente y la consellera de Hacienda del ejecutivo de Baleares, Juan Pedro Yllanes y Rosario Sánchez. Ha querido recordar que no está contemplado que una parte del país pueda ver acelerada su vacunación por motivos económicos: «Por ahora, el plan europeo, y el plan español por tanto, es que se proceda de una manera homogénea». El criterio común será seguir vacunando según el riesgo sanitario de los diferentes sectores de población. 

Las demandas del sector turístico y de Baleares

En este sentido, hace unos días la consellera de Salud de las islas, Patricia Gómez, se manifestó a favor de que en el reparto de vacunas, cuando haya suficientes, «se tenga en cuenta a las comunidades autónomas que más PIB han perdido». Fue en el Consejo Interterritorial de Salud del 20 de enero donde insistió en que «necesitamos vacunar más rápido antes del verano» para salvar la temporada. 

De una misma manera, se posicionó esa semana una de las principales patronales turísticas de nuestro país, la Alianza para la excelencia turística. Su vicepresidente ejecutivo José Luis Zoreda pedía seguir el ejemplo de Emiratos Árabes que estaba permitiendo que sus empresas turísticas, como la aerolínea estatal Emirates, compren vacunas para sus trabajadores. «Es importante que se dé la oportunidad a las empresas para que en la medida de lo posible y aquellas que quieran hacerlo, puedan vacunar a sus trabajadores con el objetivo de recuperar los niveles de confianza y seguridad», defendía 

No creen que tenga repercusión y piden confiar en el plan 

Mientras Gonzaléz-Barba además insistía es que inmunizar por encima de la media de España a una región turística como Baleares no tendría por qué ser efectivo. Y es que insistía que no sirve de nada que haya muchos vacunados en el destino si la vacunación no es también elevada en los países de origen de los visitantes.

Sobre los problemas logísticos con algunas vacunas, afirmaba que es posible que no se tengan que descartar más retrasos «Se va a hacer lo posible para que se cumplan las previsiones europeas» de que la mayoría de los españoles estén vacunados cuando llegue el verano, afirmaba. 

«Esperamos que el cuello de botella que ha habido se solucione en las próximas semanas» decía esperando que en las próximas semanas aumente la llegada de nuevas dosis. Y se mostraba optimista:  «Se puede todavía llegar al porcentaje que se quiere», que recordamos es de un 70%.