La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la reunión del 21/09/2020

Pedro Sánchez podría intervenir Madrid mañana para aplicar nuevas medidas

Isabel Díaz Ayuso está contenta con el trabajo que ha hecho en la capital española

Madrid está en alerta. La Presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso no va a ampliar las restricciones sanitarias aprobadas el viernes pasado. Así que se rumorea que el Gobierno de Pedro Sánchez podría tomar la delantera e intervenir la capital española.

Desde el Gobierno regional advierten que la única forma legal para que el Ejecutivo central tome el control sanitario autonómico es con el Estado de Alarma. Esto supondría al Ejecutivo de Pedro Sánchez pasar por el Congreso de los Diputados para conseguir su aprobación.

Otra opción más rápida

No obstante en las últimas horas se ha especulado sobre otras alternativas con el decreto de Nueva Normalidad. Éste fue fruto de la negociación del Gobierno con Ciudadanos. En él se justifica la intervención en casos de extrema urgencia y si no se respetan las actuaciones coordinadas.

Con esta opción, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no tendría que pasar por el Parlamento, pero el texto sí exige consenso en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y Madrid, desde luego, no apoyará. Además tampoco se sabe que harán el resto de comunidades autónomas gobernadas por el PP.

En las últimas horas se han multiplicado las llamadas entre altos cargos autonómicos, sobre todo de las comunidades limítrofes. Se necesita buscar una salida a la crisis y terminar con esta imagen de «juego político cuando lo que está en juego es la salud», comentan molestos desde Castilla-La Mancha.

Sin embargo, Isabel Díaz Ayuso está convencida de que su camino es el correcto, a pesar de los temores que existen dentro de su partido.De hecho, fuentes cercanas a la Presidenta aseguran que va diciendo que el Gobierno central quiere evitar a toda costa que ella se pueda apuntar un tanto y por eso quieren intervenir.

En la esfera política, los partidos hacen sus apuestas sobre quién puede sacar más beneficio electoral de esta crisis. No obstante, el carácter excepcional de la situación puede hacer que salten por los aires todas las previsiones. Y es que ponerse a contar votos en medio de una  crisis sanitaria y económica de tal potencia puede tener un efecto rebote «incalculable», señalan en la sede de uno de los Gobiernos regionales fronterizos con la Comunidad de Madrid.