Montaje de fotos de una estantería vacía de un supermercado y un camión circulando por una carretera

El Gobierno admite problemas de abastecimiento y algún súper ya ha cerrado en España

Hay alimentos que empiezan a escasear en los supermercados

Algunos productos empiezan a escasear en las estanterías de los supermercados. El problema de desabastecimiento es una realidad y la situación preocupa al Gobierno. La huelga de transportistas está provocando serios problemas en lo que se refiere al suministro de alimentos.

Desde el Ejecutivo no tienen intención de reunirse con los huelguistas. Aseguran que no van a ceder al "chantaje" del sector, como aseguró la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. La solución pasa por desplegar un fuerte dispositivo de 23 000 agentes de las Fuerzas de Seguridad para contener cualquier acción violenta.

Otra de las voces autorizadas del Gobierno, el responsable de la cartera de Agricultura, admitía que este paro está generando "situaciones terribles". Sobre todo a productores de hortalizas, frutas o del sector pesquero o lácteo, que son incapaces de darle salida a sus alimentos. En su opinión, este problema no puede tardar muchos días en solucionarse.

Un carrito de supermercado en el pasillo de un local comercial rodeado de productos
Hay alimentos que empiezan a escasear en las tiendas. | Getty Images

El organismo que aglutina a productores y a la industria láctea ya había adelantado el miércoles que se verían obligados a detener la actividad. Ahora, "los problemas en los lineales" son evidentes debido a los efectos de la huelga.

De una manera muy similar se expresaron distintas asociaciones de consumo en las últimas horas. Denuncian la actuación cada vez más beligerante de los transportistas, con bloqueos en centros logísticos, puertos y mercados mayoristas. Esto provoca que algunas empresas estén acusando en exceso esta huelga.

La falta de suministros les impide abastecer los puntos de venta, además de paralizarse la industria. Señalan que se ha producido un recrudecimiento de las protestas por parte de un colectivo reducido. "Impiden que la mayoría de los profesionales y empresas del transporte puedan realizar libremente su trabajo", destacan.

Algún supermercado español ha tenido que cerrar temporalmente

Esta falta de producto no solo está provocando que escaseen algunas cosas en las tiendas. Algunos supermercados se están viendo ya obligados a cerrar sus puestos ante la falta de productos.

Concretamente, se ha conocido el caso de un LIDL de Gijón, en Asturias, que ha tenido que cerrar, por lo menos durante un día. Según un cartel puesto en la puerta del establecimiento, ha sido por la escasez de productos.

Imagen de un cartel en la entrada de un supermercado LIDL
El propio establecimiento explica el cierre por la falta de productos | COPE Gijón

Lo que se puede leer en el cartel es lo siguiente: "Debido a la falta de suministro con motivo de la huelga de transportistas, este establecimiento permanecerá cerrado durante el día de hoy".

No se sabe, por el momento, si esto ha sucedido ya en otros establecimientos alrededor de España, pero no sería de extrañar que si.

Así pues, queda claro que el problema con el abastecimiento de alimentos y otros productos es real, y habrá que ver cómo evoluciona en los próximos días.

▶️ Alarma en España: En peligro el abastecimiento de productos en los supermercados

La falta de alimentos no es el único problema

Además de la falta de alimentos en los supermercados, lamentan las "coacciones" y "acciones violentas" contra los que no respaldan la huelga. Así lo denuncian desde el sector pesquero el Comité de Productos del mar de la patronal AECOC. Señalan que hay "cientos de toneladas" de pescado acumulados en puertos y lonjas desde el pasado lunes.

Los piquetes han intensificado sus acciones y reclaman a las fuerzas del orden público que actúen. Que garanticen "la seguridad de los profesionales y la salida de los productos perecederos".

Desde la patronal de la logística UNO denunciaron los actos de "violencia desmedida" por parte de los huelguistas. También cargan contra la "falta de medidas por parte del Gobierno" para garantizar la seguridad a los que quieran "ejercer su derecho a trabajar".

Una mujer comprando en un supermercado
Una mujer realiza la compra. | Canva

Pese a las peticiones del sector de la alimentación, el Ejecutivo no tiene previsto dialogar con los huelguistas. La ministra confirmó que únicamente se reunirá con el Comité Nacional del Transporte por Carretera. Los considera el intermediario "legítimo", evitando en todo momento el encuentro con "los convocantes de la huelga".

Otros sectores también sufren la huelga

La falta de alimentos es preocupante, pero hay otros sectores que también están sufriendo las movilizaciones. Es el caso del industrial, que engloba a la siderurgia, cemento, automoción, química o papel. La Alianza por la Competitividad de la Industria reclama la "intervención urgente" del Ejecutivo.

Solo así se podrá mantener la actividad empresarial con total normalidad. En los últimos días se ha conocido el parón en la planta de Acerinox en Los Barrios (Cádiz), entre otras factorías. La falta de suministros les impide realizar su trabajo.

La intención por parte de la Administración es clara. No están dispuestos a ceder a los chantajes de este grupo de transportistas y amenaza con mano dura.

Para garantizar el abastecimiento de alimentos tienen previsto movilizar a más 23 000 agentes. Es la manera de "reprimir las actuaciones violentas" de este "grupo de ultras", como los definieron. No consentirán ningún tipo de amenaza.