Inés y Pepe antiguos dueños del restaurante Zara junto a su hija Inés

Los fundadores del restaurante Zara de Madrid fallecen con 22 días de diferencia

La pareja ha fallecido tras cumplir 63 años de casados

El sector hostelero y gastronómico español está hoy de luto. El matrimonio fundador del icónico restaurante cubano Zara, situado en pleno centro del madrileño barrio de Chueca, ha fallecido tras haberse contagiado de coronavirus.

El golpe ha sido tremendamente duro, ya que la pareja formada por Inés Llanos, de 85 años, y José Martínez, de 89, ha fallecido con tan solo 22 días de diferencia. El coronavirus les ha arrebatado la vida casi al mismo tiempo tras haber celebrado hacía muy poco tiempo los 63 años de matrimonio. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Ambos fueron ingresados en la misma habitación del madrileño hospital Beata María Ana. Él falleció el 19 de enero e Inés aunque, llegó a recibir el alta, no pudo superar las secuelas de la enfermedad y su tristeza por el fallecimiento de su marido, llegando a fallecer 22 días después: el 10 de febrero.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Fallecen los fundadores del restaurante cubano Zara en Madrid por coronavirus

La pareja formada por Inés Llanos, de 85 años, y José Martínez, de 89, era muy querida en la zona y todo un ejemplo de sacrificio y esfuerzo. Ella era natural de Cuba y él de origen asturiano, pero sus caminos se cruzaron en La Habana en 1957 y desde entonces no se separaron.

El flechazo entre la pareja fue tan fuerte que solo 9 meses después de conocerse al otro lado del charco decidieron contraer matrimonio y pasar juntos el resto de su vida. Y así mismo fue. En 1959 la pareja puso rumbo a España, asentándose primero en Asturias y después en Madrid.

En la capital la pareja acabaría cumpliendo su gran sueño de fundar un restaurante cubano que han regentado hasta el día de hoy y han convertido en uno de los puntos gastronómicos de referencia en la ciudad.

Jubilados desde 2014, el restaurante actualmente es regentado por sus hijas, que en menos de un mes ha perdido a los pilares fundamentales de su vida y del negocio, ya que a pesar de estar retirados, los fundadores no dudaban en pasearse por el local de su vida y asesorar a su hija en la gestión del restaurante situado en Chueca.

Reacciones al fallecimiento de Inés y José, la pareja fundadora del restaurante Zara

Los fogones del mítico Zara llevan una semana a medio gas. La noticia del fallecimiento de los fundadores del negocio no solo ha dejado huérfanos a los trabajadores del restaurante cubano, sino también a los clientes del local.

La pareja se había ganado el cariño de los paladares madrileños más exigentes gracias a su trato amable y cercano con los clientes.

De hecho, han sido muchas las reacciones que se han sucedido en redes sociales tras saltar a la luz la triste noticia del fallecimiento. Algunas de ellas, procedentes de famosos y habituales comensales del «Cubanito», que es el nombre que utilizan muchos de ellos para referirse al negocio.

La cantante Alaska es una de esas clientes incondicionales que ha querido mostrar su pesar por el fallecimiento del matrimonio, a los que ha querido agradecer por haber fundado el local familiar que tantas alegrías le ha dado.

«Una pérdida dolorosísima, amigos desde que mi madre y yo llegamos a España y descubrimos el restaurante cubano Zara. Desde entonces Inés y Pepe fueron familia. Ahora toca despedirlos, después de 63 años juntos han fallecido con sólo 22 días de diferencia. Todo mi amor para su familia, que continúa dándonos alegrías desde @zaracubano, uno de mis restaurantes favoritos, escenario de tantos momentos especiales, mis primeras citas con Mario, los cumpleaños de mamá…», ha escrito la artista.

Otro de los clientes míticos en mostrar su pesar por la trágica noticia y publicar un emotivo mensaje de despedida ha sido el periodista Pedro Zuazua.

«En Madrid hay una puerta que lleva a La Habana. Se instaló gracias a un encuentro en las imponentes escalinatas de mármol del Centro Asturiano de la capital cubana. Allí, en una noche de finales de 1957, coincidieron Inés María Braña Llanos y José Alberto Martínez Alonso. Aquel encuentro generó tres historias. Una de amor que duró 63 años. Otra gastronomía a través del restaurante cubano Zara. Y una tercera de excelencia y cercanía en la relación con una clientela variopinta. Para mí, Inés y Pepe eran como familia. Una historia de 63 años de amor y felicidad», aseguraba el fiel cliente.