Fernando Simón, en una compareixença a la Moncloa

El día que Fernando Simón salvó la vida a una embarazada y a su bebé

Pascual ha explcado que: «No creo que fuera todo suerte, creo que fue su capacidad a la hora de afrontar este problema»

El aventurero Marco Pascual ha explicado en la ‘Ser’ cómo recuerda la semana en la que convivió  con Fernando Simón en 1991 en Burundi  (África). «Era como cinco médicos en uno solo», ha manifestado durante la entrevista.

Pascual ha explicado que tras llegar a Tanganika perdió un barco que salía una vez por semana. Allí conoció a Eduard, que le recomendó que fuese hasta un poblado llamado Ntita para pasar las navidades junto a un desconocido Fernando Simón.

En un artículo de ‘Diario del Alto Aragón’ explicó cómo fue la primera vez que vio a Simón: «Me abrió la puerta la sirvienta, pero me dijo que el doctor no estaba en casa. Como era blanco y tal vez pensó que era alguien de la familia, me hizo pasar dentro a esperarle».

Poco después llegaba Simón a su casa, donde le esparaba Pascual, al cual no había visto nunca antes. En pocos minutos, pese a no conocerse, Fernando Simón le invitó a pasar en su casa todo el tiempo que necesitase. Así, Marco convivió en el mismo domicilio que Fernando Simón durante una semana.

Durante esa semana pudo comprobar cuál era el ritmo de vida de Simón durante su estancia como médico en el país africano. «Desayunaba, llevaba a las enfermeras a las distintas comunas a las 6 para que hicieran su campaña de vacunación y regresaba al hospital a las 8 de la mañana para pasar consulta», explicaba. Añadía que cada díaatendía a 120 pacientes, que podían llegar en ocasiones a 200, y hasta que no acababa no paraba.

Tuvo que realizar una operación sin luz eléctrica

Pese a las jornadas tan exigentes de trabajo, sacaba tiempo para invertir en proyectos que ayudasen al avance de la región. Entre esos proyectos destacan una campaña de vacunación y crear una estadística  para conocer los datos de las personas que padecían de SIDA, según recoge el citado medio.

Una de las mayores anécdotas que ha explicado Pascual sobre Simón ha sido una en la que el doctor tuvo que asistir un parto sin luz. Según narraba, Fernando Simón estaba disponible las 24 horas del día y durante dos noches tuvo que asistir un hospital. En una de las dos noches que tuvo que ir al hospital de noche tuvo que realizar una cesárea a una mujer que se complicó hasta límites insospechados.

En el momento en el que abrió a la mujer, se fue la corriente eléctrica del hospital y se quedó a oscuras porque «alguien había robado la gasolina», explicaba Pascual. Así, tuvo que realizar la intervención sin luz y sacar la operación adelante: «Solventaron la situación con mucha sangre fría y habilidad», narraba en la 'Ser'.

Al día siguiente, mientras le explicaba la surrealista situación que vivió el doctor durante la intervención, éste expresó que la mujer había sobrevivido de milagro. Pascual ha explcado que: «No creo que fuera todo suerte, creo que fue  su capacidad a la hora de afrontar este problema». Añadía que «lo que trataba era de mejorar las condiciones de vida de la población».

«Fernando decía que la alimentación era tan importante como la medicina»

Otro de los proyectos que inició Simón para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la zona fue crear un huerto y una granja de pequeñas dimensiones para tratar de alimentar a los niños y a los pacientes más desfavorecidos: «Fernando decía que la alimentación era tan importante como la medicina a la hora de la recuperación. Por esa misma razón, hizo un huerto detrás del hospital donde se cultivaban legumbres y una pequeña granja donde se criaban conejos, pollos y gallinas para dárselos a los pacientes que estaban en el hospital y a los niños desnutridos. Porque allí un simple huevo era un auténtico lujo y, la carne, un auténtico manjar para la mayoría».

«Dos semanas antes de que llegara, Fernando fue disparado en Buyumbura mientras fue a comprar medicinas. Después de que la ciudad fuera atacada por los rebeldes, las autoridades establecieron un toque de queda para vehículos que Fernando Simón no cumplió para poder comprar las medicinas. Había sacado dinero del banco para poder comprar la medicina y, después de que un puesto de control de militares descubriera al médico en su coche, abrieron fuego contra él», relataba Pascual, haciendo hincapié en la admiración que siente por el doctor.

«Se salvó por centímetros», añadía cuando explicaba que las balas no le dieron por puro milagro, pues impactaron en la carrocería del vehículo.

Por estas cosas, en tan solo una semana, Marco cree que Fernando Simón está preparado para cualquier situación: «El tiempo que estuve allí lo resolvió todo. Nunca daba la mano a torcer. Él es fuerte mentalmente».