Fernando Simón en rueda de prensa en el Ministerio de Sanidad el 15 de febrero del 2021

Fernando Simón da la mejor noticia de la pandemia: 'Nos queda un mes, mes y medio'

El experto se ha pronunciado así sobre el cumplimiento de las restricciones y las medidas sanitarias

Fernando Simón compareció la tarde del lunes, 1 de marzo, para analizar los últimos datos publicados por Sanidad sobre el balance de la actual pandemia de coronavirus y su afectación en la sociedad española. El país bajó ayer a una incidencia de poco más de 175 casos por cada 100.000 habitantes, un dato que no se veía desde el 24 de agosto, cuando fue de 173 casos. 

Precisamente, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) comparó ayer la situación actual con la de hace un año y quiso matizar sus palabras sobre la celebración de manifestaciones o la Semana Santa. Simón admitió haberse expresado mal la semana pasada, cuando destacó que celebrar una manifestación el 8-M era una situación totalmente distinta que relajar restricciones por Semana Santa o incluso celebrar las procesiones. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El doctor explicó que se explicó mal y que su intención con sus palabras estaba más relacionada con destacar que cada vez queda menos tiempo para acabar con el virus debido a la vacunación, por lo que cualquier acto que suponga un obstáculo o un tropiezo en el control de la pandemia tiene que evitarse.

En ese sentido, Simón recuerda que los objetivos de España, conjuntamente con el resto de la Unión Europea (UE), son conseguir un 70% de la población adulta vacunada en verano y un 80% de los mayores de 80 años vacunados para finales de marzo y principios de abril. 

Con el 80% de población mayor de 80 años vacunada para principios de abril, una gran parte de la población más vulnerable al virus estaría inmunizada, lo que permitiría reducir el número de casos graves de la enfermedad, y con ellos, los ingresos hospitalarios, en las UCI y los fallecidos. 

A esto se refería también Simón al recordar que «es un esfuerzo pequeño lo que nos queda, puede ser un mes, mes y medio», en referencia al cansancio de la población tras un año de restricciones y controles para evitar la transmisión de la enfermedad.

Según ha dado a entender el doctor, es posible que a partir de abril, si se ha conseguido controlar la transmisión, pudiera empezar a haber algún cambio en cuanto a las restricciones más duras. De hecho, el actual estado de alarma vence a principios del mes de mayo, y si la situación epidemiológica no exige lo contrario, no se renovaría en el Congreso. 

Sin ese estado de alarma, muchas de las restricciones actuales no podrían implementarse al no tener cobertura legal que las permita, como por ejemplo el toque de queda, una de las medidas que nos ha acompañado más tiempo. 

Como viene siendo habitual, Simón ha recordado que el objetivo de las restricciones es evitar la transmisión comunitaria del virus, y que la planificación que pueda hacer Sanidad no va encaminada a «salvar fiestas o para salvar Semana Santa o manifestaciones», sino precisamente para eso, controlar la enfermedad. 

Desescalada de la tercera ola

Sobre el tema de las restricciones ya se ha pronunciado Fernando Simón en otras ocasiones, coincidiendo con más expertos y autoridades en que lo importante es garantizar el descenso de contagios.

El objetivo, según Sanidad, es la incidencia de 50 casos por cada 100.000 habitantes, pero actualmente la única comunidad autónoma que se acerca a esa cifra es Extremadura, con 56,01 casos, tras protagonizar una bajada récord en un mes, cuando era la región con mayor incendia superando los 1.400 casos.

A pesar de la desescalada, que las autoridades han encarado para evitar castigar más a ciertos sectores económicos, los más castigados por las restricciones, la reapertura se está haciendo de forma más lenta que en noviembre, tras la segunda ola, para evitar un cambio de tendencia. 

Actualmente, solamente Madrid, Ceuta y Melilla superan el umbral de riesgo extremo por coronavirus, situado en los 250 casos por cada 100.000 habitantes en dos semanas, pero las tres continúan una tendencia a la baja, por lo que es probable que en los próximos días también bajen de ese umbral. 

A partir de ese momento, el objetivo es tener controlada la incidencia para evitar la cuarta ola en un momento como el actual, con las vacunas llegando a cada vez más gente y con la población cansada de restricciones y con ganas de recuperar su vida normal. El tiempo que quede para eso dependerá de cómo avance la situación en las próximas semanas.