Primer plano de Fernando Simón

Fernando Simón: 'El tiempo pondrá cada cosa en su sitio'

El director del CCAES hace balance de un 2020 muy difícil por culpa de la pandemia

Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), afirma en una entrevista a la 'Agencia EFE', que «el tiempo pondrá cada cosa en su sitio», tras las numerosas críticas que ha recibido el Gobierno y él mismo durante gran parte de la pandemia del coronavirus.

Hasta el 11 de marzo la OMS no hablo de pandemia acerca del Sars-Cov-2. «Las alarmas internacionales son mucho más lentas de lo que se piensa», confiesa Simón. En el momento que la OMS decretó la alarma a nivel mundial, el CCAES ya había adaptado al virus el 'plan de choque' que había creado unos años atrás para el Sars-Cov-2.

«En aquel momento pensar en cerrar España parecía una locura»

Dos días antes, el 9 de marzo, los casos notificados se duplicaron hasta los 1.200, con una gran incidencia en Madrid y La Rioja. «Estaba claro que teníamos un altísimo riesgo de diseminación por toda España». Era la hora de tomar medidas más duras. «En aquel momento pensar cerrar España parecía un poco una locura», recuerda. Pero, finalmente el Gobierno decretó el día 14 de marzo el estado de alarma y el confinamiento total de la población.

Tras estas duras medidas, Simón opina que «necesitábamos que el descenso fuera mucho más rápido porque si no, ni las ucis ni los hospitales iban a aguantar. Hubo muchas que estuvieron sobrepasadas, aunque a nivel global podemos decir que estuvimos al límite, pero no llegamos», afirma.

El 31 de marzo se produjo el cierre de las actividades no esenciales y Simón habla así meses después: «¿Quién en España habría aceptado un cierre como el del 14 de marzo teniendo 150 casos? Por mucho que pensáramos que había riesgo, no era aceptable. Las medidas se tomaron en los tiempos que se pudieron tomar», señala.

«No puedes proponer cosas irrealizables», considera Simón

Ya el 21 de junio, cuando acabó el estado de alarma inicial, Simón señala que «se podía abrir. Estábamos en una situación muy buena», apunta. Es posible que hubiera «algún problema con el mensaje», lo que provocó un verano «más normal de lo que debía haber sido», pero eso dependió también de la irresponsabilidad de la gente, según expresa Simón.

Sobre la recomendación de usar mascarilla, el epidemiólogo asegura que «la recomendación de actuación tiene que ser factible, y si no hay mascarillas, no puede ser decir que te pongas una mascarilla. No puedes proponer cosas irrealizables». Por ello, hasta que se establecieron las normas UNE para la elaboración de las mascarillas higiénicas, no se pudieron promover. Asimismo, Simón explica que «tampoco se podía hacer obligatoria desde el principio. Hay muchas familias que no pueden pagarse diez euros al mes por miembro. Incluso cuando hay disponibilidad, este tipo de normas tienen un impacto social que no es pequeño».

El aprendizaje de Simón con el paso del tiempo

Simón valora el aprendizaje que han tenido en el CCAES desde el comienzo de la pandemia: «Tenemos una capacidad de detección inmensamente superior a la primera ola, estamos mucho mejor preparados en cuanto a vigilancia, tenemos sistemas asistenciales más resilientes, pero eso no quiere decir que anímicamente vayamos a estar bien preparados. Ninguno queremos que venga una tercera ola», rememora.

A su vez, el director del CCAES ve peligrar el plan de vacunación si se produce una tercera ola en enero: «Si conseguimos que no llegue hasta finales, estaremos en una posición radicalmente diferente porque ya habremos vacunado a una parte importante de nuestros más vulnerables, y eso cambia mucho las cosas».

Sobre las críticas recibidas a su labor en el CCAES

Para Fernando Simón, su labor en el CCAES es «intelectualmente muy interesante. Hay una parte de rutina que obviamente existe pero es mínima, es un trabajo en el que estás constantemente aprendiendo y en el que tienes una interacción con gente súperinteligente, y eso lo hace muy estimulante».

Además, el epidemiólogo afirma que la salud pública es un sector «en el que hay que saber donde te metes, sobre todo si eres médico. Un médico de salud pública -relata- sabe que no va a tener una gratificación de nadie por mucho que salve miles de vidas con su trabajo; sabes que el reconocimiento no se va a dar porque el reconocimiento se tendría que dar cuando no pasa nada gracias a lo que haces, pero cuando no pasa nada, no se reconoce nada», confiesa.

Simón finaliza la entrevista en 'EFE' con un claro mensaje: «Necesitas masa gris a tu alrededor para discutir y que te critiquen, es fundamental que se te critique, constructivamente. Creo que el tiempo pondrá cada cosa en sitio y, de hecho, ha pasado ya en la epidemia. Cuando sube la curva, esto es un desastre, y cuando baja, somos los mejores del mundo. Ya veremos lo que pasa», concluye.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio