Fernando Simón en la rueda de prensa en Moncloa del 10 de noviembre del 2020

Fernando Simón avisa del gran error que cometen los españoles y pide que se acabe

Ahora que llega el frío e incluso las terrazas empezarán a cerrarse para protegernos del frío, Simón recuerda una de las mejores acciones para parar al coronavirus

Fernando Simón ha repetido en rueda de prensa uno de los mayores errores que cometemos los españoles en nuestro día a día en la lucha contra la pandemia de Covid-19 y ha pedido a los ciudadanos que hagan las cosas bien para evitar, en la medida de lo posible, transmitir el coronavirus.

En la rueda de prensa posterior a la publicación del informe de Sanidad sobre la incidencia del Covid-19, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha respondido a las preguntas de los periodistas, y uno de ellos formuló la cuestión sobre si en España se deberán tomar más restricciones ahora que cada vez hay más consenso sobre la transmisión del virus por aerosoles en espacios cerrados y mal ventilados.

Cabe recordar que en España se implantó el uso obligatorio de mascarilla en el mes de julio, tanto en espacios cerrados como en abiertos, pero en los locales de restauración se permite quitarse la mascarilla una vez sentados en la mesa de un bar o de un restaurante, aunque en algunas zonas obligan a tenerla puesta en todo momento en el que no se esté comiendo. 

Hasta ahora, la restauración se había centrado en las terrazas debido al buen tiempo que caracteriza el clima en nuestro país hasta bien entrado el otoño, donde la ventilación es mucho mayor y por lo tanto el peligro de transmisión del virus baja. Pero ahora, con la restauración cerrada en gran parte del país y una reapertura que ya pillará de lleno, probablemente, el frío invernal, las terrazas ya no podrán mantenerse completamente abiertas.

Muchos bares y restaurantes optan por «cerrar», en cierta manera, las terrazas mediante fundas, plásticos o telas que impiden la entrada total del aire del exterior, manteniendo en interior mínimamente climatizado con estufas. Pero esa práctica podría suponer un incremento de la circulación del virus en esos espacios, ya que la ventilación será menor. 

Por esa razón, hay expertos que creen que se deberán aumentar las restricciones en ese tipo de espacios y, por ejemplo, hacer obligatorio llevar la mascarilla incluso cuando se esté sentado en la mesa y no se esté consumiendo nada. Sobre este tema han preguntado los periodistas y Fernando Simón ha sido bastante claro: él no es partidario de aumentar las restricciones, sino más bien de cumplir, y bien, las que ya están en vigor.

Según el director del CCAES, desde el inicio de la pandemia se sabe que el virus se transmite mediante aerosoles, aunque en las últimas semanas las evidencias han ido confirmando esa teoría, pero el problema está en saber qué significa esa palabra. 

Los aerosoles son pequeñas gotas respiratorias que las personas emiten al toser, hablar o respirar. Las más grandes, como pesan más, suelen acabar en el suelo en un periodo corto de tiempo, pero las más pequeñas pueden quedarse flotando en el ambiente durante horas. Incluso estas gotas más pequeñas podrían contener coronavirus vivo si la persona está infectada, por lo que facilitan su transmisión.

Por esa razón la ventilación es tan importante, ya que en un lugar cerrado con muchas personas el ambiente puede llenarse rápidamente de esos aerosoles, y solo que haya una persona contagiada, podría acabar provocando un brote e infectar al resto de personas que se encuentren en el mismo sitio. 

El uso de la mascarilla, el gran error de muchos españoles

«Diferentes colectivos profesionales clasifican los aerosoles de diferente manera según el tamaño de las partículas que pueden estar en el aire», aseguró Fernando Simón, que también señaló que cada vez hay más consenso en que «las partículas inhalables e infectadas pueden mantenerse en el aire un mayor tiempo o a una distancia mayor que en algunos momentos se ha llegado a decir».

Ante estas evidencias, Simón ha recalcado que «si son dos metros [de distancia entre dos personas], mejor que si es uno y medio; si son dos y medio, mejor que si son dos». Además, ha recordado que hay que darle un buen uso a las mascarillas, como ya ha hecho en numerosas ocasiones anteriormente.

«Las mascarillas se deben utilizar siempre bien. No vale tener la mascarilla por debajo de la nariz. No vale tener la mascarilla en malas condiciones. No vale tener una mascarilla que flota alrededor de tu cara y que no se ajusta correctamente a la nariz y a la boca», ha alertado Fernando Simón.

En ese sentido, el doctor no cree que haya que aumentar el uso de la mascarilla, tampoco en los locales de restauración, sino asegurar que se usan correctamente, al igual que el resto de restricciones impuestas. Sobre la ventilación, Simón ha recordado algo que lleva meses mencionando: «La buena ventilación es probablemente una de las pocas medidas no farmacológicas que sí tenían, antes de la epidemia, demostrada su eficacia para el control de las infecciones transmitidas por la respiración».

Por lo tanto, los bares y restaurantes de nuestro país deberán asegurar una buena ventilación de sus terrazas cuando empiecen a «cerrarlas» al frío de pleno invierno que ya empieza a llegar.


Comentarios