Sanitarios trabajando durante las pruebas de cribado de covid-19 con test de antígenos en Sevilla, el 28 de octubre del 2020

Una comunidad 'obligará' a vacunarse de covid: Grandes multas por negarse a hacerlo

También preparan sanciones importantes para quién se salte las cuarentenas

Durante la declaración del primer Estado de Alarma, una de las noticias habituales durante los días de encierro fue miles de multas las que se fueron poniendo a muchos españoles que se saltaban el confinamiento. Una vez empezó la desescalada o ya en esta segunda ola, se fueron introduciendo otras para quién no respete las restricciones actuales o por incumplir la cuarentena obligatoria una vez se confirmaba que habíamos dado positivo. 

Pero en los próximos meses podría incluirse una nueva sanción que tiene que mucho que ver con el futuro próximo de la pandemia: el inicio de la vacunación. Y es que desde Galicia parece que se está dispuesto a que todos sus ciudadanos que estén en condición de hacerlo se vacunen y si se niegan a hacerlo, se podrían exponer a importantes multas

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunciaba que está será una de las nuevas infracciones que se recogerán en las modificaciones que se harán en la ley de Salud autonómica. Se marcarán tres tipos de multas según los hechos que se hayan cometido: leves; de 1.000 a 3.000 euros, graves; de 3.000 a 60.000 euros y muy graves, de 60.000 a 600.000 euros. 

En principio rechazar la vacunación será considerada como uno falta leve y podríamos ser multados hasta con 3.000 euros si se considera que tiene «incidencia escasa o sin trascendencia directa en la salud de la población». Pero tanto este gesto como negarse a someterse puede pasar a ser considerado una falta grave o muy grave en función del daño ocasionado. 

Aquellas personas que se salten la cuarentena estando contagiados o por ser contacto directo con un contagiado recibirán sanciones graves. Están se convertirán en muy graves si son reincidentes o pueden haber concurrido en un importante problema de salud pública. 

Qué se considerará leve, grave o muy grave

Mientras que la multa por no llevar mascarilla se mantiene en 100 euros, hay otras actividades que también se considerarán leves. Entre ellas está hacer botellones o no respetar el actual toque de queda entre las once de la noche y las seis de la mañana. También se incluyen en este apartado no respetar el número máximo de personas en un encuentro social o que en un bar o un restaurante no se respeten las distancias de seguridad. 

Dentro de las infracciones graves se incluyen no colaborar con las autoridades sanitarias o dar información falsa. Los locales que abran sin poder hacerlos también recibirán multas de entre 3.000 y 60.000 euros. Pasarán a ser graves las multas leves sí son reincidentes en un periodo de 12 meses. 

Las graves también podrían pasar a ser consideradas a muy graves si se repiten en un periodo de 5 años. Estas infracciones muy graves, además de multas de hasta 600.000 euros, podrían implicar el cierre de locales o establecimientos durante cinco años. El texto que está pendiente de aprobación en el parlamento gallego recoge que las faltas leves prescribirán en un año, las graves en 3 años y las muy graves en 5 aós. 

Cuándo podrían entrar en vigor las sanciones

Todos estos cambios están pendiente de ser aprobados, pero el gobierno gallego no tendrá el más mínimo problema en su tramitación, ya que cuenta con mayoría absoluta. Eso sí el portavoz del PP gallego,  Pedro Puy aseguraba que la ley podría estar aprobaba el próximo mes de febrero. Las infracciones pasarían a recibir estas nuevas sanciones económicas a partir de esta fecha, pues no está previsto que se puedan aplicar con carácter retroactivo. 


Comentarios