Niños en el colegio con mascarilla

Cierra el primer colegio de Madrid tras un brote de coronavirus

Se desinfectará con ozono y se espera la reapertura en unos días

Pese al gran número de contagios que hubo durante semanas en Madrid, sobre todo entre finales de setiembre y principios de octubre, la comunidad pudo pasar la peor parte de esta segunda ola sin tener que cerrar ningún colegio. Ha sido hoy cuando la consejería de Sanidad; concretamente la directora general de Salud Pública, Elena Andradas ha confirmado el cierre del primer colegio en la comunidad. 

Se trata del colegio público Josefina Carabias situado en la localidad de Mataelpino. Las autoridades sanitarias de Madrid se han visto obligadas a tomar esta decisión después que se detectará un importante brote en el mismo que afectaba tanto a profesores como algunos de los alumnos. 

Según la información dada a conocer esta mañana, los profesores que habrían dado positivo en el centro habrían sido cuatro. Por otro lado, los niños que estarían contagiados actualmente serían 5 y pertenecerían a diferentes clases, según explicaba a Efe la concejala de Educación de Mataelpino, Soledad Ávila. El colegio Josefina Carabias cuenta apenas con 10 aulas y con 160 alumnos, y es que la localidad del norte de Madrid apenas cuentas con poco más de 1.800 habitantes.  

La decisión ha sido consensuada por las autoridades sanitarias de la comunidad con el departamento de educación. Según explicaba Andrada, se ha creído conveniente, «por responsabilidad» y con el objetivo de que no sigan creciendo los contagios en el mismo, que este permanezca cerrado durante, de momento, los próximos diez días. Hasta el momento, confirman desde la propia consejería, solo se habían visto obligados a cerrar cuatro escuelas infantiles.

El ayuntamiento había alertado del aumento de casos en la localidad

Desde el ayuntamiento de la localidad, que comparte consistorio con El Boalo y Cerceda, ya había una preocupación existente por el aumento de contagios en todo el pueblo en las últimas jornadas. El Ayuntamiento de El Boalo-Cerceda-Mataelpino habría alertado a Salud Pública de un «alarmante ascenso de los mismos en un periodo de escasas 72 horas». 

El propio consistorio informa que aunque parezca un brote de pocos casos ha tenido un «alto impacto» en el centro, debido a que se trata de un centro «pequeño». Creen que era la medida que se tenía que tomar por «el impacto de las cifras en una Comunidad Educativa pequeña como es la de este colegio». 

La concejala de Educación no dudaba en afirmar que «la decisión más acertada» pese a que es muy restrictiva, ya según su parecer es la única manera de evitar que siga propagándose el virus. Mientras el centro esté cerrado, pero ya se trabaja para que pueda reabrir en perfectas condiciones. 

Y es que el ayuntamiento ya ha confirmado que se han iniciado los trabajos de desinfección y limpieza en todo el centro para que todos los alumnos y profesores puedan retomar las clases «con total seguridad sanitaria». Se está llevando a cabo gracias a los voluntarios de Protección Civil que están desinfectando con ozono y una empresa de limpieza. 

En un comunicado, el consistorio concluye que «docentes, personal no docente, cocina, monitoras de comedor y personal de limpieza, están deseando volver a ver a todo el alumnado muy pronto por el cole, con las energías renovadas para aunar esfuerzos en la misma dirección». Además añade que  «a todos les deseamos una pronta recuperación». 

Además del cierre de este colegio, Educación ha confirmado que actualmente en Madrid hay 1.258 aulas y 25.753 alumnos que se mantienen en cuarentena. Sobre el total en toda la comunidad, implica que están en cuarentena el 2% de las aulas y un 1,8% de los alumnos de todos los niveles educativos.  


Comentarios