Un hombre solo con un gorro de navidad y una mascarilla

Un millonario español podría tener la cura del coronavirus en sus manos

El fármaco se empezará a probar en humanos enfermos por Covid-19 en pocos días

José María Fernández Sousa, uno de los hombres más poderosos de España, podría tener la cura para el Covid-19. El presidente de la compañía biotecnológica Pharma Mar,  ha experimentado un incremento del 35% en sus ventas  desde el confinamiento.

La compañía es una farmacéutica especializada en tratamientos oncológicos  que ha visto en el coronavirus una oportunidad. Tras el éxito de los test PCR que ha desarrollado Rosario Cospedal, la empresa ha anunciado que podría tener entre sus manos un antiviral contra el Covid-19.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Dicho antiviral cuenta con el apoyo y aval de Luis Enjuanes, jefe del departamento de investigaciones sobre coronavirus del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Aunque el fármaco ya está desarrollado, se está a la espera de que la Agencia Española del Medicamento apruebe el protocolo para desarrollar un ensayo clínico en fase II, es decir, en paciente que realmente estén enfermos por Covid-19.

«Estamos en espera de la confirmación para poder empezar ya las pruebas en los próximos días en varios hospitales madrileños», aseguran fuentes cercanas a la compañía, que esperan poder poner el fármaco a disposición de todos los hospitales.

El fármaco en cuestión  recibe el nombre de Aplidín y era utilizado para curar un tipo de cáncer de médula ósea. Sin duda, el hecho de que el fármaco cuente con el aval de Enjuanes, uno de los mejores virólogos del mundo, es la mejor garantía en la presentación del fármaco.

Por el momento, Aplidín ya ha demostrado tener  una potencia 1.000 veces superior a cualquier otro antiviral que se haya probado con anterioridad, «La clave está en que nuestro fármaco ataca a la proteína EF1A, la segunda proteína más abundante en nuestro organismo que juega, además, un papel clave en la reproducción del virus. Se ha testado en el laboratorio de Enjuanes y los resultados son espectaculares. Estamos esperando la luz verde de la Agencia del Medicamento para probarlo en humanos».

Aunque el fármaco  ya se emplea en Australia como tratamiento contra el mieloma, en Europa no está probado por lo que si saliese adelante sería « un éxito de la investigación española, no solo de la compañía. Esto es una carrera de relevos, no importa quién es el que llega, lo importante es que salga algo».

«Estamos enfrentándonos a una situación sin precedentes. El sector al completo está funcionando como un equipo al servicio de la sociedad.  No es una cuestión de quién llega primero, sino de aportar todas nuestras soluciones y posibilidades para poder llegar juntos al final deseado que es vencer al coronavirus», aseguraba Fernández Sousa.

Pese a que el fármaco aún no se ha probado en humanos infectados por Covid-19, lo cierto es que su gran exito ha provocado que la empresa se haya disparado en Bolsa hasta en un 9,5%. Aplidín unido a los kits de detección de Covid-19 desarrollados por Rosario Cospedal en Genómica ha provocado que la empresa haya ido adquiriendo relevancia en los últimos años.

Rosario Cospedal ya es considerada una eminencia a nivel científico y así lo recalcan sus allegados: «Es una mujer con un nivel científico muy alto, además de muy buena persona, pero Charo es alérgica a los medios, le horroriza que la gente piense que ha llegado hasta donde está porque es la hermana de María Dolores».

Sin duda, José María Fernández Sousa ha sabido aprovechar el mundo marino para desarrollar fármacos que pueden llegar a salvar la vida de miles de personas.