Salvador Illa en la rueda de prensa del martes, 2 de junio del 2020

Marcha atrás del Gobierno en el punto más esperado de la Fase 3, que ahora tendrá que esperar

Las comunidades tendrán el poder de decidir

Las comunidades autónomas podrán determinar la movilidad entre  sus provincias  en la fase 3 de la desescalada, pero el traslado entre autonomías no se producirá hasta que se alcance la «nueva normalidad», aunque esta será decidida por cada región, según el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Esta mañana el Ejecutivo vasco ha pedido al Ministerio de Sanidad pasar el próximo lunes  8 de junio a esa fase 3 y ha propuesto permitir desde ese momento la movilidad tanto entre los territorios históricos como con comunidades limítrofes que también pasen de fase.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Illa ha precisado que las autonomías pasarán a tener «gobernanza plena» en la fase 3, por lo que podrán decidir si permiten la movilidad entre las unidades territoriales de su propia comunidad.

El anuncio matiza las informaciones que aseguraban que el Gobierno se estaba planteando la movilidad entre provincias en Fase 3,  ya que solo podrán moverse entre regiones en la misma fase si ambas pertecenen a la misma comunidad.

Por ejemplo, los aragoneses podrán moverse por todo su territorio si las tres provincias pasan a la Fase 3, pero no podrán ir a Navarra, a Tarragona o a La Rioja aunque estas zonas también entren en la Fase 3.

No obstante, serán las propias comunidades las que propongan y decidan su progreso a la llamada «nueva normalidad», «momento en el que se puede dar la movilidad» entre las distintas comunidades autónomas.

Las comunidades autónomas decidirán cuando pasar a la «nueva normalidad»

«Corresponde a los presidentes de las comunidades autónomas la adopción del pase a la nueva normalidad», ha subrayado.

Illa ha insistido en que es «imprescindible seguir a rajatabla» las recomendaciones de higiene y protección y ha adelantado que la obligación del uso de la mascarilla seguirá vigente cuando se alcance la nueva normalidad, al igual que será aún esencial mantener la distancia de seguridad de dos metros para evitar contagios.

El titular de Sanidad ha avanzado que el Gobierno está buscando el «instrumento jurídico más apropiado para preservar» durante la nueva normalidad «todo lo necesario» para evitar contagios.

Ha precisado, además, que la desescalada no se ha acelerado hasta la fecha, puesto que se han mantenido los plazos de 14 días y evaluado la evolución de la epidemia para permitir los cambios de fase.