Imagen de archivo de escaleras mecánicas

Fallece un niño de 4 años al agarrarse a unas escaleras mecánicas

El pequeño aprovechó la falta de atención de sus padres para jugar con la barandilla

Un desgarrador acontecimiento ha tenido lugar en Moscú, Rusia. Un niño de tan solo cuatro años ha fallecido tras agarrarse a unas escaleras mecánicas en el centro comercial Global City y caer desde seis metros de altura. 

El pequeño, aprovechando que sus padres no le estaban prestando atención, empezó a jugar a cogerse a la barandilla y así descubrió que si se mantenía sujeto podía subir con ellas.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

De esta forma, el niño decidió agarrarse y subir al ritmo de las escaleras mecánicas, pero cuando llegó hasta el final del trayecto el niño se vio atrapado.

Incapaz de seguir aguantándose y sin la posibilidad de trepar a un lugar seguro, el menor disminuyó su fuerza, se soltó y se estrelló contra el mostrador de una cafetería.

El niño sufrió graves heridas en la cabeza, en el pecho y en los pulmones que le han mantenido en el hospital debatiéndose entre la vida y la muerte hasta que finalmente ha fallecido. 

Posibles acciones legales contra los padres

Este terrible suceso ha quedado grabado por las cámaras de seguridad del centro comercial. En la grabación se puede ver como el menor, tras asegurarse de que sus padres no le están mirando, empieza a jugar con las escaleras hasta que se agarra y empieza a ascender con ellas, mientras dos mujeres observan la situación asustadas y completamente paralizadas. 

En el vídeo se aprecia como, tras la caída del niño, las dos féminas quedan totalmente conmocionadas y la madre sale corriendo hacía él para socorrerle.

«Aprovechando la falta de atención de sus padres, el niño corrió hacía la escalera mecánica que va desde el suelo hasta el primer piso. Agarrando el lado exterior de la barandilla de goma con las manos, subió hasta allí y luego cayó sobre el mostrador de una cafetería y sufrió heridas graves», ha explicado una fuente del centro comercial a los medios locales.

«Se ha abierto la cabeza, ha sufrido una contusión en el cráneo, una lesión interna en el pecho y hematomas en los pulmones». 

Tras este terrible accidente, el pequeño fue trasladado de forma inmediata hasta un hospital de la capital rusa y allí fue ingresado en la unidad de cuidados intensivos, donde ha permanecido con graves heridas en varias zonas del cuerpo hasta que finalmente ha fallecido. 

Ahora, la funcionaria del Comité de Investigación de Rusia, Yulia Ivanova, ha señalado que las autoridades del país están «llevando a cabo una investigación inicial sobre el caso» y los padres del menor podrían enfrentarse a acciones legales por no estar pendientes del niño. Ambos progenitores y varios testigos que presenciaron la caída del menor han sido interrogados para ello.

Una niña de dos años queda atrapada en unas escaleras mecánicas

Este tipo de accidentes son muy comunes en Rusia. Hace tan solo unos meses, el pasado noviembre, tuvo lugar un acontecimiento similar. Una niña de tan solo dos años quedó atrapada en las escaleras mecánicas del centro comercial Moremoll, situado en la ciudad de Sochi. 

La pequeña empezó a subir y al ver el movimiento en las escaleras trató de sujetarse colocando la mano, pero se quedó atascada en el extremo superior.

Fue entonces cuando la niña empezó a gritar por el dolor y varias personas acudieron en su ayuda, detuvieron el mecanismo y empezaron a saltar para ensanchar el espacio entre el último escalón y el suelo. 

Gracias a esta acción lograron sacar la mano de la pequeña lesionada y con unos cuantos desgarros en su piel, pero afortunadamente todo se quedó en un susto.

Los médicos que atendieron a la menor dijeron que las heridas que había sufrido eran superficiales y que se curarían en unos días.