Niño sentado en el suelo con un osito de peluche

Fallece un niño de 3 años al ser atacado por dos perros de un vecino

La madre del pequeño, que trató de socorrer a su hijo, permanece ingresada en el hospital en estado crítico

Una nueva tragedia ha vuelto a golpear a Estados Unidos. Un niño de tan solo 3 años ha fallecido en Carteret, una localidad situada en el condado de Middlesex (Nueva Jersey), tras ser gravemente atacado por los dos perros de raza pitbull de su vecino.

Los animales también arremetieron contra la madre del pequeño que también ha resultado herida. La mujer permanece ingresada en el hospital en estado crítico. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Llegué demasiado tarde»

Hacía tan solo un mes que la familia, de cinco miembros, residía allí. El niño se encontraba jugando en el patio trasero de su casa cuando los dos perros del vecino consiguieron atravesar la valla que separaba las dos propiedades y se abalanzaron contra él.

Según el relato que han compartido otras personas que viven cerca del lugar de los hechos a los medios locales, la progenitora del menor trató de ayudarle, pero también fue agredida por los pitbulls. 

«Llegué demasiado tarde», ha lamentado un vecino que escuchó los gritos de la mujer y del niño y se acercó hasta allí. 

Varios equipos sanitarios se desplazaron hasta el domicilio del pequeño, pero ante la gravedad de las heridas que presentaban madre e hijo decidieron evacuarles en un helicóptero medicalizado. El menor falleció en el hospital y la mujer permanece ingresada allí en estado crítico.

También se personaron varias patrullas de policías para hacerse cargo de la situación. Los agentes tuvieron que sacrificar a los dos perros, pero todavía se desconoce si el dueño de los animales tendrá que enfrentarse a cargos por el fallecimiento del niño y las heridas de la mujer.

Los perros no estaban registrados

Daniel Reiman, el alcalde de la localidad, ha asegurado que los animales no estaban registrados en el ayuntamiento tal y como exige la ley y ha lamentado la muerte del niño.

«Como una pequeña comunidad, nuestra familia de Carteret llora la desgarradora pérdida de nuestro joven vecino y ora por esta joven madre y familia en estos momentos de dolor inimaginable». 

El fallecimiento de este niño de 3 años ha conmocionado a toda la localidad de Carteret y a toda su familia y ahora piden justicia por la muerte del menor.

El padre del pequeño está completamente devastado por lo que ha sucedido y desde la comunidad han abierto una campaña para recaudar dinero para hacerle frente los gastos del funeral y ayudar a mantener a los dos hermanos del fallecido y a su madre que permanece ingresada en el hospital con heridas graves.

La familia acababa de mudarse al Carteret desde Brooklyn y tan solo llevaban un mes viviendo allí cuando se produjo el desgarrador acontecimiento. El progenitor del niño había trabajado muy duro para poder desplazarse hasta su nueva casa, pero nadie se esperaba que la mudanza terminaría con una tragedia así.

«Trabajó muy duro para proveer a su familia y ahorrar suficiente dinero para mudarse aquí, ahorro lo suficiente para comprar esta vivienda», ha señalado un antiguo compañero de trabajo del padre del pequeño a un medio local. 

Testimonios contradictorios

Tras el fallecimiento del pequeño las opiniones de los vecinos sobre los perros han sido contradictorias. Algunos testimonios han destacado que estaban familiarizados con los animales y que nunca habían mostrado signos de agresividad antes, mientras que otros han dicho lo contrario.

«Esos pitbulls han mordido a más gente en esta zona. Conozco bien el vecindario y soy consciente del riesgo, así que trato de evitar esa propiedad», ha asegurado una residente de Carteret. 

La investigación para tratar de averiguar qué fue lo que motivó el ataque todavía sigue en pie y la están realizando los fiscales del condado de Middlesex. Por el momento no se han presentado cargos contra el dueño de los perros.