El portero de waterpolo Martí Estela

Pierde la vida con tan solo 28 años Martí Estela, portero del CN Barcelona

El deportista barcelonés falleció este jueves a causa de un accidente de tráfico

Dura noticia la recibida ayer por el mundo del waterpolo español. Martí Estela, portero del CN Barcelona, de 28 años, perdió la vida en un accidente de tráfico que tuvo lugar en el centro de Barcelona sobre las 17:00 horas del jueves 17 de diciembre. La moto que conducía Estela chocó contra un vehículo en la intersección entre la calle Balmes y Gran Vía de la capital catalana. Sus compañeros de equipo, nada más conocer la luctuosa noticia, se quedaron totalmente «destrozados» por ello, ya que Martí jugó muchos partidos la campaña pasada y en la presente, era el tercer guardameta tras el fichaje de Iñaki Aguilar.

La cuenta de 'Twitter' de la Selección Española de Waterpolo dio la noticia este viernes a primera hora: «Horas tremendamente tristes para nuestro deporte. Se ha ido uno de los nuestros. Demasiado pronto. Demasiado injusto. El más sincero pésame a familiares, compañeros y amigos. Siempre estarás con nosotros, Martí». El portero catalán, que nació en 1992 en el barrio barcelonés del Clot, fue internacional con las categorías inferiores y subcampeón del mundo júnior en 2011 en Volos (Grecia).

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El equipo donde militaba Estela, CN Barcelona, ha ofrecido un comunicado en el que pone en valor su rol en el vestuario: «Los equipos no son grandes solo por sus figuras, sino por la calidad humana. Martí siempre fue una persona con esas virtudes y conciliadora. Nunca perdía la sonrisa y era querido por todos, en el club y en el mundo del waterpolo», reza el texto publicado por el equipo barcelonés.

Con 23 años decidió dejar el waterpolo y estudiar en la escuela de cocina Hoffman

Desde la página web 'elestado.net' publicaron un artículo en el que repasaba su biografía, algo común en jugadores de deportes minoritarios que apuestan por cambiar su vida por otros destinos profesionales al ver precario el trabajo de deportista. Por ello, Estela decidió con 23 años decidió dejar a un lado lo que más quería para estudiar cocina en el extranjero.

Tras su tempranero éxito en las piscinas barcelonesas, Estela dejó el waterpolo para orientarse a sus estudios de cocina en la conocida escuela Hoffman y volvió al deporte tras ganar diversa experiencia fuera de España y en algunas cocinas con estrella Michelin. Natural del barrio barcelonés de El Clot, el CN Barcelona quiso hacerse con sus servicios con el objetivo de ayudar a sus porteros más jóvenes y acabó siendo un fijo en el equipo la temporada pasada.

El CN Barcelona se acordó de él y volvió a ilusionarle el deporte de su vida

Hace dos años, el CN Barcelona le fichó (antes había jugado en el CN Poble Nou y CE Mediterrani), y Martí Estela volvió a tener ganas de jugar al waterpolo. El joven se puso en forma en poco tiempo y hasta cambió su residencia por una vivienda cerca del barrio de la Barceloneta para involucrarse más en la dinámica del club. Esta temporada tenía una gran ilusión, con un CN Barcelona que estaba clasificado para la segunda ronda de la LEN Eurocup.

Esta temporada había jugado menos partidos por la llegada del portero internacional Iñaki Aguilar, pero asimismo había podido participar en Europa con cierto sabor amargo. Hace 15 días, el CN Barcelona fue eliminado de la Eurocup en la fase de grupos tras un polémico partido. El Tourcoing francés y el Zuglo húngaro tenían que empatar a más de 13 goles para dejar fuera al conjunto español y, aunque en su primer choque triunfaron los galos por 7-6, el encuentro se volvió a disputar y esa vez sí que empataron a 15 goles.