La modelo Stella Tennant con una camisa vaquera

Fallece de manera repentina y a los 50 años la modelo Stella Tennant

Fue protagonista de múltiples portadas y pasarelas

El mundo de la moda internacional llora hoy la muerte de una las grandes figuras de las pasarelas y de las revistas de la década de los noventa. Diferentes medios británicos, como 'Guardian' o 'The Sun', anunciaban el fallecimiento de la modelo británica Stella Tennant con apenas 50 años. 

La noticia había sido confirmado por la familia a través de un breve comunicado. En él se anunciaba «con gran tristeza» el «fallecimiento repentino» de la conocida modelo este martes 22 de diciembre de 2020. Sus familiares han querido recordar a la que fuera una de las figuras de la moda de los años 90 como una «mujer maravillosa y una inspiración para todos nosotros. Se la echará mucho de menos». 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La familia no ha dado ningún detalle sobre las circunstancias o las causas de su muerte. Por este motivo ha pedido «que se respete su privacidad». Explicaban también que los detalles para su velatorio serán anunciados en «próximas fechas». 

Tras su fallecimiento, Stella Tennant deja sin madre a 4 hijos, Marcel, Cecily, Jasmine e Iris, de entre 15 y 22 años. Todos frutos de su matrimonio con el antiguo fotógrafo francés y actualmente osteópata David Lasnet, con quién se casó en 1999. 

Una amplia carrera en la moda pese a sus orígenes aristocráticos

Nacida en Escocia en 1970, era conocida por su importante linaje aristocrático en las islas británicas. Por un lado era nieta del duque y de la duquesa de Devonshire, Andrew Cavendish y Deborah Mittford,  además de hija del segundo barón de Glenconner, Tobias William Tennant y de lady Emma Cavendish. 

Desde joven mostró su pasión por las artes estudiando primero en la St Leonards School de St. Andrews antes de formarse como escultora en la Winchester School of Art. Fue en 1993 cuando envió sus primeras fotografías para las mejores revistas de moda. 

Rápidamente, captó la atención de reconocidos fotógrafos como Steven Meisel o Bruce Weber. Llamaba la atención en esa época por su particular look. Y es que no era muy habitual que una modelo tuviera un piercing en su tabique nasal. 

Fue esta imagen rompedora la que la llevo a las portadas de las más grandes publicaciones. Entre otras, ocupó las primeras planas de las ediciones francesa, italiana o británica de la revista Vogue. También se la pudo ver en portadas de Haarper's Bazar o Numero. 

Pero si por algo fue conocida fue por su relación con el diseñador Karl Lagerfeld. Este la convirtió en su particular musa y en la imagen de la marca Chanel. El modisto alemán y gran figura de la marca francesa la definía así: «Es el rostro y la actitud de nuestro tiempo. Ella es realmente la belleza de fin del siglo XX». 

Además de con esta marca, hizo campañas para Calvin Klein, Burberry o Hermès. En sus últimos años también había sido imagen para la marca española Zara para la que hizo una campaña en el año 2017. Ella fue además una de las modelos escogidas para desfilar en la ceremonia de clausura de los Juegos Olímpicos de Londres de 2012, donde lució diseños hechos por diseñadores de las islas. 

Fuera de la moda, también se la ha podido ver protagonizando alguna campaña solidaria. En concreto, es muy conocido su gran compromiso con el medio ambiente y contra el cambio climático. Un buen ejemplo es su colaboración en 2009 con la organización Global Cool para promover un uso más responsable de la energía en nuestras casas. Ella fue una de las protagonistas de los vídeos de esta organización sota el lema: «Cambia de estilo, baja la calefacción».