Collage de Eduardo Rueda, hostelero fallecido del bar Nueva España

Los bares de España, rotos: Fallece Eduardo Rueda, meses después de perder a su padre

El hombre llevaba varios días ingresado en el hospital a causa de la enfermedad que padecía

La hostelería madrileña está de luto. Eduardo Rueda, un conocido trabajador del bar restaurante 'Nueva España', situado en la Plaza del Reloj de Talavera de la Reina, ha fallecido tan solo unos meses después que su padre. 

Edu, como todos le conocían, ha muerto este martes, 12 de enero, en el Hospital Nuestra Señora del Prado. El hombre llevaba varios días allí ingresado después que su estado de salud se agravara a causa de la enfermedad que le diagnosticaron hace unos meses y que en agosto le obligó a cerrar su negocio. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Eduardo Rueda estaba casado y tenía tres hijos. Poseía un carácter campechano y activo que a lo largo de los años le había proporcionado una gran popularidad en el sector hostelero y entre los cientos que diariamente pasaban por su establecimiento. Además, era un hombre muy generoso, vital y con una simpatía arrolladora. 

Su padre, Mariano Rueda, falleció el pasado 30 de septiembre de 2020 a los 87 años. El hombre llevaba regentando el bar 'Nueva España' desde 1965.

Un negocio que ha ido traspasando de generación en generación y que siempre ha sido conocido por ese aire vetusto con las columnas de principios del siglo XX y el mármol en sus instalaciones.

La muerte de Mariano el pasado mes de septiembre causó gran conmoción entre la población de Talavera de la Reina y ahora con la de Eduardo ha vuelto a suceder lo mismo.

Los amigos y compañeros del fallecido han manifestado su tristeza y han compartido sus condolencias a través de las redes sociales. 

Este miércoles, 13 de enero, a las 16:45 horas se oficiará en la capilla del tanatorio de Hermanos Agüero la misa funeral por la defunción del hostelero. Y posteriormente será enterrado en el cementerio de Talavera de la Reina. 

Murcia y Asturias también están de luto 

La hostelería madrileña no es la única que se ha vestido de luto esta semana. El pasado lunes, 11 de enero, falleció de forma repentina Salvador Belchí Escudero, un hombre que regentó durante muchos años el bar 'Las Mulas' de Murcia. 

Un fallecimiento que causó gran conmoción. «Era una persona que irradiaba simpatía, un espíritu positivo que, fuera la hora que fuera, cuando entrabas en el bar te recibía con una gran sonrisa», explicó José María Rubiales, presidente de la Asociación de Bares y Cafeterías de Murcia, a 'La verdad'. 

«Él siempre estaba detrás de la barra de buen humor,  y no tenía clientes, tenía amigos a los que tendía la mano si lo necesitaba», dijo Mercedes, sobrina de Salvador Belchí. «Todos le vamos a echar mucho de menos».

La mujer aseguró que su tío iba a ser recordado por su amabilidad, su simpatía y su disposición de echarle una mano a los demás.

Asturias también ha lamentado una pérdida en el sector de la hostelería. El pasado domingo, 10 de enero, falleció a los 80 años Somió Víctor López a causa de una dolencia cardíaca. 

Aunque el hostelero era natural de San Sebastián, llevaba desde los años 60 viviendo en Gijón. Allí contrajo matrimonio en 1966 con Isabel y un año después fundó el restaurante 'Casa Víctor'.

Un establecimiento que consiguió posicionar como uno de los grandes locales de la zona rural de la ciudad. Su local era un gran escenario para partidas de mus, así como un lugar de encuentro para los famosos que visitaban el lugar y un merendero de verano. 

El restaurante Casa Víctor era muy conocido por sus tortillas, por sus calamares fritos y por los fieles clientes a los que había conseguido enamorar.

Aunque Somió Víctor López llevaba ya varios años jubilado, sus hijos, Bernardo, Víctor e Isamel, han seguido adelante con el negocio.