Imagen de una playa de Barmouth, en un rescate en agosto de 2016

Fallece un hombre de 31 por contraer una bacteria carnívora nadando

El fallecido se infectó con la bacteria 'Vibrio vulnificus', que tiene una mortalidad superior al 25%

Un hombre de 31 años, con identidad desconocida, ha perdido la vida tras contagiarse con una bacteria carnívora mientras estaba nadando en una playa del Golfo de México. El fallecido poseía un tatuaje recién hecho en su pierna derecha e hizo caso omiso a las recomendaciones de no bañarse hasta dos semanas después de ponerse el tatuaje, según apunta el portal IFLS.

El joven, tras la publicación de un informe del caso en British Medical Journal Case Reports, cogió la bacteria Vibrio vulnificus, muy peligrosa y que suele habitar en zonas marinas, como estuarios y áreas costeras. Además, esta bacteria está muy relacionada con el cólera y las heridas infectadas por dicho patógeno tienen una tasa de mortalidad que supera el 25%. Sin duda, una bacteria muy peligrosa que por una imprudencia del joven, acabó con su vida, dos meses después de aquel baño en el Golfo de México.

Lo que sucedió cuando el hombre terminó de nadar

Tras acabar de nadar en la playa donde se encontraba, el joven fallecido empezó poco a poco a tener síntomas de fiebre y escalofríos. Además, pudo ver como le salió una erupción cerca del tatuaje y los síntomas fueron a más en los dos días posteriores, lo que hizo que tuviera que ingresar en el hospital. 

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Nada más recibir los primeros cuidados en el hospital donde ingresó, su pierna se volvió de un color morado que no hacía presagiar anda bueno. En su pierna derecha estaba localizado el tatuaje y en poco tiempo sufrió diversas heridas por culpa de la infección. Los médicos tenían claro que la causa de todas estas heridas era la bacteria Vibrio vulnificus. Además, el joven tuvo que luchar contra un shock de tipo séptico.

El sistema inmunológico del hombre estaba muy afectado por la infección y su cuerpo empezaba a fallar más. Es notorio que el hombre mejoró algo en las siguientes semanas, pero la bacteria le hizo tanto daño que murió tras dos meses en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El daño hepático podría aumentar la tasa de mortalidad

El informe del caso publicado en British Medical Journal Case Reports, señala cómo la causa más grave para el paciente la enfermedad hepática crónica que sufría tras años de consumo exagerado de alcohol. El daño hepático grave, confirman en el informe, podría subir la tasa de mortalidad de la bacteria Vibrio vulnificus.

El autor esencial del mismo, el Dr. Nicholas Hedren, apuntó que «desafortunadamente, incluso si podemos identificar que el hígado está enfermo, no hay terapias adicionales disponibles más allá de los antibióticos, el cuidado de heridas y la atención de apoyo. Incluso a pesar de los antibióticos apropiados y la atención de apoyo, desafortunadamente, la infección es muy grave y muchos pacientes aún mueren cuando la infección abruma al cuerpo», aseguró. 

La 'Vibrio vulnificus' puede contraerse comiendo pescado crudo infectado

Además de lo comentado anteriormente, la bacteria 'Vibrio vulnificus' se puede contraer al comer pescado crudo infectado, como son las ostras. Si el contagio no va a más, las infecciones se pueden aliviar con antibióticos, pero poniéndonos en lo peor, el cuerpo desarrolla sepsis, haciendo que el propio cuerpo se ataque a sí mismo intentando 'deshacerse' de los patógenos.

A día de hoy, no se conoce un tratamiento contra este tipo de bacteria, aunque ya hay algunas pruebas clínicas que lo estudian. Esta bacteria incide más en los pacientes masculinos, siendo hasta el 85% de los hombres los que desarrollan una enfermedad por la bacteria, comparando con solo el 15% de las mujeres. Hasta ahora, sí que ha quedado verificado que el estrógeno protegería contra la bacteria 'Vibrio vulnificus'.