Justo Yúfera, fundador de SEUR, ha mort als 100 anys

Seur de luto: Fallece Justo, su millonario fundador que buscó mujer poniendo un anuncio

El pasado 2018 el hombre se quedó viudo y anunció en un diario a fin de encontrar una nueva pareja

El pasado sábado, 7 de noviembre, Justo Yúfera, el fundador de Seur conjuntamente con Jorge Férnandez Mata, murió a los 100 años. Nació siendo pobre en Montcada i Reixac (Barcelona) y murió siendo millonario. Yúfera comenzó su trayectoria laboral como ayudante pastelero en explotaciones forestales, pasando, posteriormente, por la peluquería de su madre y por una tienda barcelonesa de bicicletas. Asimismo, después de gestar la idea de comenzar el ambicioso proyecto de Seur, decidió montar finalmente la empresa de mensajería.

Originalmente, nació como Servicio de Envíos Urgentes, compañía en la que él mismo fue el primer repartidor cuando envió el primer paquete urgente de Madrid a Barcelona, la primera ruta comercial de lo que sería después Seur.

Su gran visión empresarial propició que su fama y las redes de su empresa se expanden por todo el territorio español y por Portugal. Su yerno, Ramón Mayo, tuvo la idea perfecta durante la década de los 80, cuando le aconsejó abrir al mediodía para que los pequeños comerciantes que cerraban para comer pudieran hacer sus gestiones. Así, consiguió ganara la competencia, tal como recuerda 'El Mundo'. 

Con 95 años, Justo Yúfera, que tenía un gran sentido del humor, publicó un anuncio en un periódico para encontrar pareja. Poco antes había envuidado de su esposa de toda la vida María, con quién tuvo dos hijos, Luis y Leonor. Su hijo mayor, nacido en 1945, falleció hace poco.

En su anuncio para buscar parjea había una sola condición: la candidata no debía superar los 50 años y no debía tener cargas familiares.

«Todas las que me han llamado eran unas viejas»

Yúfera sabía, evidentemente, que el querrían por el dinero, pero no le importó en ningún momento. Tanto es así, que a una de sus 'enamoradas', Pilar, le compró un chalet en Arenys de Mar y un piso en Barcelona . Hace cinco años, 'LOC', la sección de famosos de 'El Mundo' se puso en contacto con él para preguntarle cómo había ido la búsqueda del amor. «Fatal. No sé por qué, pero todas las que me han llamado eran unas viejas. Algunas realmente viejas. De unos 66 o 68. Ya me ».

De hecho, de la mujer de 47 años que supuestamente se había enamorado de él explicó: «Cuando me quedé viudo decidí vender mi mansión de la Moraleja y contraté esta chica, que se introdujo en mi vida hasta meterse en mi cama ", relató entonces Justo. Yúfera acudió casi cada día de su vida en su despacho con el fin de asegurarse de que el barco no iba a la deriva y, tal como señala el diario citado, la empresa facturó el año 2018 690 millones de euros, de tal manera que Yúfera marchó este sábado sabiendo que su legado está más en pie que nunca.