Francisco Ruiz Antón, director Public Policy and Goverment Relations de Google para España y Portugal

Muere demasiado joven Francisco Ruiz, el español que mandaba en Google

Dedicó toda su vida a su pasión por la comunicación y en ayudar a los demás

Google está de luto tras el fallecimiento de Francisco Ruiz Antón, director Public Policy and Goverment Relations de Google para España y Portugal. Desde su niñez tuvo claro que su vocación era la comunicación y las relaciones institucionales, y luchó con ahínco para poder dedicarse plenamente a ello tras cursar sus estudios en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra dejando atrás su Granada natal.

Años más tarde regresó a tierras andaluzas y comenzó su andadura profesional en medios de ciudades como  Granada, Málaga o Córdoba. No fue hasta el año 2000 cuando pondría rumbo a Madrid donde creó 'La Gaceta de los Negocios' junto a  Juan Pablo de Villanueva— su mentor y maestro— enseñando a un grupo de jóvenes periodistas con los que mantuvo una excelente relación a pesar de mostrarse muy exigente con ellos.

El fallecimiento de Villanueva provocó un gran cambio en su vida tanto personal como profesional y decidió comenzar una nueva etapa en la comunicación y las relaciones institucionales. Fue Bárbara Navarro, una de las directivas más importantes de nuestro país, la que  le ofreció un puesto en el departamento de Policy, que Google estaba formando en España. Tal fue su  trabajo y tesón que Francisco logró ocupar el puesto de Bárbara —con la que mantenía una buenísima relación de amistad— cuando esta decidió cambiar su destino laboral y poner rumbo hacia el sudeste asiático.

Google encontró en él a uno de sus mejores empleados gracias a su duro trabajo para conseguir nuevas inversiones durante la crisis económica y de desempleo. 'Actívate' fue una de las iniciativas de las que más orgulloso se sentía, ya que ayudó a formar a muchos desempleados en las nuevas tecnologías, además también colaboró con 'Ayuda en Acción' con el programa 'Genios' destinado a eliminar la brecha social y tecnológica de los niños y jóvenes más  desfavorecidos.

Durante su trayectoria laboral también colaboró con Casa Real  y con gobiernos de distintas orientaciones políticas, las patronales y los sindicatos, el Museo Del Prado o la Real Academia de la Historia.

Toda una vida dedicada a su trabajo y a ayudar a los demás mediante su profesión, que lamentablemente llega a su fin con tan solo 53 años. Pero Francisco Ruiz Antón puede estar orgulloso de lo que consiguió y de que pudo contar con el gran apoyo de su familia y un gran número de amigos en el último momento de su vida.