Hans era un negacionista del covid, ha fallecido precisamente al contagiarse del virus

Fallece por covid un negacionista que se hizo popular por celebrar fiestas ilegales

El hombre ha podido contagiar a muchas personas más en algunas de sus últimas fiestas

Como ya sabemos, desde que se iniciara la pandemia, especialmente después de que pasaran unos meses, comenzaron a surgir en todo el mundo grupos de personas que defendían y defienden que el coronavirus y todo lo relacionado con ello no es más que una gran conspiración de los gobiernos.

Se trata de teorías que, poco a poco, se han ido extendiendo y captando más y más adeptos, sin embargo, no es para nada una creencia generalizada en el mundo.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Lo cierto es que, aunque se trate de algo minoritario, ya solo estas personas que niegan que el coronavirus exista de verdad pueden causar bastante daño, tanto a ellas mismas como a la sociedad en general. Pues si no crees que el covid exista, no cumples ninguna de las medidas impuestas por seguridad por los gobiernos, como es lógico.

Es lo que ha sucedido uno de los grandes negacionistas noruegos, Hans Kristian Gaarder.A sus 60 años de edad ha perdido la vida como consecuencia del coronavirus tras haberse contagiado. Se trataba de una de las principales voces del negacionismo en su país.

Hans había estado siempre en contra de las grandes medidas impuestas para paliar la pandemia del covid, que aseguraba que no era más que «algo que es como un resfriado o una gripe suave».

En sus redes sociales dejó todo tipo de comentarios contrarios al covid y asegurando cosas como que las medidas del gobierno no eran más que un mecanismo para «camuflar que el coronavirus no se contagia de persona a persona».

Así pues, convencido de sus creencias, Hans realizaba continuamente fiestas y eventos en su casa, normalmente con otros negacionistas, hasta que esta semana saltaba la noticia, el hombre ha acabado perdiendo la vida tras haberse contagiado de covid y no haber visitado ningún médico.

«La pintoresca comunidad rural de Gran, en Hadeland, está bajo una nueva alerta de coronavirus después de que un vecino de unos 60 años muriera de forma repentina el martes», se publicó hace una semana en el medio NewsinEnglish.no.

Ese vecino se trataría precisamente de Hans. «Las autoridades locales creen que el hombre, que era muy escéptico de la crisis de la covid-19, había estado enfermo durante dos semanas sin ver a un médico y puede haber infectado a otras personas», se informó también.

Y es que el hombre ocultó su enfermedad hasta que acabó por fallecer. No se realizó ninguna prueba de coronavirus, por lo que tampoco se le puso ningún tratamiento ni se le pudo hacer ningún seguimiento de la enfermedad, pues ni siquiera acudió a un médico para ser valorado.

Sus seguidores y aquellos que habitualmente iban a sus fiestas tampoco fueron informados por él de lo que le estaba sucediendo, cosa que ha supuesto un grave problema para la localidad.

Hay que tener en cuenta que solo se pudo diagnosticar su contagio de covid tras haber fallecido, en la autopsia, por lo que el hombre pudo contagiar en vida a decenas de personas.

Es importante recordar que el hombre era conocido por realizar en su granero fiestas ilegales y con gran cantidad de personas, personas que, como él, se decantaban hacia pensamientos negacionistas, por lo que en esas reuniones se puede presuponer que no habría ningún tipo de medida sanitaria.

Es por ello que se considera que decenas de personas podrían haberse contagiado también, y es que se ha podido saber que, desde que se contagió, habría realizado por lo menos dos eventos. 

Ahora preocupa precisamente este hecho pues, teniendo en cuenta que las personas que asistían a sus fiestas eran también negacionistas, probablemente no colaboren a la hora de ser llamados para hacerse PCRs, ni siquiera para ser identificados. De hecho ya se ha afirmado: «No sabemos cuántos o quiénes participaron en los eventos».

Así pues, podría haberse provocado en el pueblo un gran brote de covid y lo peor es que podría ser entre personas que no creen que la pandemia sea real, por lo que va a ser muy difícil acabar con él.