Imagen de archivo de las manos de un enfermero administrando un medicamento

Fallece de COVID-19 y descubren que estaba infectada con dos variantes a la vez

Se trata de una mujer que falleció en marzo de este 2021

Pese a que llevamos ya más de un año de pandemia, todavía hay cosas del coronavirus que se nos escapan. Cierto es que los expertos han avanzado mucho en las investigaciones del virus, pero todavía hay cosas que se desconocen.

Es por ello que siguen dándose situaciones y casos que todavía sorprenden, tanto a la población como a los propios expertos.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Así ha sucedido, por ejemplo, con casos en los que personas jóvenes han pasado el virus con síntomas muy graves, incluso llegando a fallecer.

También sucede con los contagios, cuando, por ejemplo, miembros de una misma familia se contagian y otros no, conviviendo juntos.

El último de estos casos peculiares ha sido el de una mujer que falleció con COVID-19 y que ahora se ha descubierto que estaba contagiada de dos variantes diferentes.

Lo han descubierto investigadores del hospital Onze-Lieve-Vrouwziekenhuis (OLVZ) de Alost, al norte de Bélgica.

Así pues, los hechos sucedieron en Bélgica, hace algunos meses. De hecho, el fallecimiento de la mujer fue en marzo de este 2021.

En un primer momento, todo parecía tratarse en ella de una infección normal por coronavirus. La mujer no había sido vacunada todavía y, a sus 90 años, ingresó en el hospital.

Dio positivo en la prueba del coronavirus, aunque no parecía tener síntomas graves. Sin embargo, por su avanzada edad, fue ingresada en un centro hospitalario.

Según se ha podido saber sobre el caso, sus niveles de oxígeno eran buenos cuando entró al hospital. Lo que sorprendió es que, de forma muy rápida, su salud fue a peor.

En solo cinco días su estado se deterioró mucho y, por desgracia, su organismo no lo soportó y acabó por fallecer en ese periodo de tiempo.

Al tratarse de un caso algo extraño, después de haber fallecido, a la mujer se le realizaron ciertas pruebas para poder averiguar algo más de lo que había sucedido.

Así pues, los investigadores se pusieron manos a la obra y ha sido ahora cuando han podido sacar la conclusión más clara. La mujer estaba infectada por dos variantes a la vez.

Un caso muy poco común

"Se trata de uno de los primeros casos documentados de coinfección con dos variantes preocupantes de SARS-CoV-2", ha confesado la bióloga molecular Anne Vankeerberghen.

Es ella la autora del estudio que ahora se ha publicado con toda esta información sobre el caso de la mujer fallecida.

En su conclusión final se dice que la mujer presentaba en su cuerpo dos variantes distintas del COVID-19. Se había contagiado con la alfa y la beta.

¿Cuál sería la explicación a esto? Pues la mujer podría haberse infectado dos veces, de dos personas diferentes, y ambos virus se encontrarían en su sistema.

"Ambas variantes circulaban por Bélgica en ese momento, así que es probable que la mujer se coinfectara con diferentes virus de dos personas diferentes", asegura la experta.

Pese a haberse descubierto este dato concreto, lo cierto es que, tal y como se explica en el estudio, hay otros datos que no se han podido averiguar.

Por ejemplo, la bióloga molecular afirma que es "difícil" saber si el hecho de haberse infectado con dos variantes a la vez habría influido en su estado.

Es decir, no se ha podido comprobar si la mujer empeoró tanto su estado de salud tan rápido por culpa de la infección con los dos virus a la vez.

Además, se ha afirmado también que se habrían producido ya otros casos similares a este, de infecciones con dos variantes. 

Lo que sucede, según la bióloga es que este fenómeno "probablemente esté subestimado".