David Deutchman sosteniendo a un bebé en brazos mientras le acaricia la cabeza y le mira

Fallece el 'abuelo de la UCI', David, el hombre que ayudaba a los recién nacidos enfermos

David Deutchaman dedicó catorce años de su vida a cuidar a los bebés ingresados

David Deutchman quizás sea un nombre que poco interés refleje, un nombre sin más de una de las millones de personas que hay repartidas por el mundo. Pero sin duda es un nombre que será recordado por siempre para muchos. Y es que detrás de él se escondía una persona que dedicó catorce años de su vida a dar calor y amor en el hospital Children's Healthcare of Atlanta.

Deutchaman era un hombre de 86 años cuya carrera profesional estaba centrada en el marketing internacional. Después de jubilarse y sin encontrar a qué dedicar su tiempo libre, decidió preguntar si necesitaban algún voluntario en el hospital. Decidió entonces hacer de voluntario en el área de Cuidado de la Salud Infantil del Hospital Scottish Rite en Atlanta donde se dedicaba a sostener en brazos a los bebés hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos cuando sus padres no podían estar con ellos.

«El abuelo UCI»

La historia de este octogenario se hizo viral en 2017. Fue cuando conocimos a un hombre mayor que decidió dar todo el cariño que tenía cuidando de aquellos bebés que debían permanecer en la UCI y que no podían contar con la compañía de sus padres. Su presencia en el hospital se hizo muy famosa y hasta los padres preguntaban por él.

Fue así como se ganó el apodo de «ICU Granpa» (Abuelo UCI). Su hija  Susan Lily calificaba la labor de su padre como una acción que hacía poniendo todo el amor del que disponía. «Tuvo una carrera empresarial muy exitosa, y nunca lo había escuchado hablar con tanto aprecio y amor por lo que estaba haciendo en ningún momento durante sus 41 años en la compañía, como él habló su implicación con la gente del hospital».

David Deutchaman era padre de dos hijas y tenía sus propios nietos y hasta bisnietos. Una vida familiar que ha disfrutado y que decidió llevar más allá visitando a los bebés más pequeños y hasta jugando con los mayores hospitalizados en la UCI Pediátrica.

Durante una entrevista a David, este explicó cómo sus amigos le preguntaba por qué acudía al hospital a visitar a los bebés en la UCI: «Algunos de mis amigos me preguntan qué hago aquí. Y yo les digo: 'Bueno, sostengo bebés. Me vomitan, me orinan', y dicen , '¿Por qué harías eso?'. Simplemente no entienden el tipo de recompensa que obtendrías por tener un bebé así» comentó.

Adiós al «abuelo UCI»

David tenía previsto retirarse este mismo año al notar que las fuerzas ya le comenzaban a fallar. Además, la pandemia provocada por el Covid-19 le alejó prematuramente de su labor como voluntario y el cáncer de páncreas que le amenazaba, sería el que terminaría de forma definitiva con la vida de Deutchaman.

El pasado fin de semana el «abuelo UCI» falleció en su casa rodeado de su familia y amigos. Hacía solo tres semanas que le diagnosticaron un cáncer de páncreas en etapa cuatro y nada se pudo hacer por salvarle la vida. Cuando los trabajadores del hospital donde ejercía de voluntario conocieron la noticia, organizaron una caravana en la puerta de su casa para darle ánimos y devolverle un poco del cariño que tanto repartió.

«Ninguno de nosotros esperaba recibir un diagnóstico tan terrible. Dejó muy claro a todos sus seres queridos e incluso a sus amigos que se siente agradecido por haber vivido una vida plena y rica» ha comentado su hija Susan tras el fallecimiento de su padre.

La noticia de la muerte de David Deutchaman ha conmocionado a todas las familias con las que tuvo relación durante sus años en el hospital. Aseguran sentirse agradecidos por todo lo que hizo. «David fue un punto brillante durante nuestra estancia de casi seis meses en la UCI»; «Se sentaba con (mi hija) Victoria muchos días y le cantaba cuando yo iba a comer o ducharme» son algunos de los testimonios y recuerdos que las familias tienen del «abuelo UCI».