Imagen del tenista chileno Ignacio Tejeda

Pierde la vida con solo 17 años el prometedor tenista Ignacio Tejada

El joven deportista llevaba casi 11 meses batallando contra el cáncer

Ignacio Tejeda, un prometedor tenista juvenil de tan solo 17 años, ha fallecido tras una prolongada batalla de casi once meses contra un cáncer agresivo. 

Una desgarradora noticia que ha sido confirmada por varios medio locales y que ha causado gran conmoción en todo el mundo.

«Es difícil tratar de decir algo que le dé gratificación a la familia. Yo me quiero quedar con lo que significó Ignacio, con la gente que aglutinó, con los jóvenes que ayudaron tanto en esa campaña para tratar de dar una mano que él saliera. Yo creo que eso es lo más gratificante; ver a chicos de 15-16 años dejando los pies en la calle para sacar adelante esa campaña. A la familia: confiar en que Ignacio se lleva un hermoso recuerdo. Es duro», ha explicado Carlos Marchant, su formador, al medio chileno 'La Tercera'. 

Una dura batalla de casi 11 meses

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

El joven tenista empezó a sentir fuertes dolores en el pecho durante uno de sus entrenamientos en el Club Manquehue que le obligaron a consultar un médico. 

Tras realizarle varios exámenes, los doctores le detectaron un gran tumor en la zona afligida que, además, le apretaba los pulmones. 

«El viernes 13 de marzo le hicieron la biopsia y encontraron un tumor del tamaño de un puño, que estaba ubicado en una zona complicada, porque comprometía el pulmón, la aorta, la vena cava y el corazón. Era un tumor maligno de células germinales», explicó José Tomás, tenista y amigo del fallecido, al medio chileno 'La Tercera'. 

Tras recibir los análisis, la vida de Ignacio y de su familia cambió drásticamente. El deportista empezó con un tratamiento inmediato en la Clínica Las Condes de Chile, donde también fue intervenido quirúrgicamente.

«Después de ese crudo diagnóstico, el tratamiento se centró en intentar reducir el tamaño del tumor. Cuatro ciclos de tres quimioterapias, divididos en una larga y dos ambulatorias le permitieron bajar en un 70% el tamaño, por lo que la sugerencia fue continuar con las quimios o realizar una cirugía. Se optó por lo segundo», explicó José Tomás al mismo medio.

«Lo operaron el 23 de julio, un día antes de su cumpleaños. Salió bien la operación y le indicaron dos sesiones más de quimio para que no se escaparan algunas células por si acaso». 

Sin embargo, el primer control tras su operación detectó que la situación había empeorado. «Todo iba bien hasta que empezó a sentir dolor en la zona de las costillas. Decía que le pinchaba».

«Finalmente, le hicieron exámenes y se dieron cuenta de que no solo el tumor había crecido de nuevo, sino que era más grande que el anterior». 

Tras este diagnóstico, Ignacio Tejeda se sometió a dos ciclos de quimioterapia muy agresivos que «aguantó relativamente bien», pero, de nuevo, los análisis no detectaron ninguna mejora y, además, determinaron que la alfaproteína había bajado de 4.000 a 3.950. 

«Así que le dieron dos alternativas: ver un trasplante de médula acá, aunque en Chile no había especialistas en tumores sólidos, y la otra opción era irse al Hospital MD Anderson de Houston, un centro especializado en cáncer».

Gran campaña de recaudación con final desgarrador

Optaron por viajar a Estados Unidos para tratar de salvar la vida del deportista con un trasplante de células madre. Pero el elevado precio del tratamiento en el país norteamericano supuso nuevos problemas para la familia del deportista Tenían que conseguir 780 mil dólares para hacerle frente al coste de la intervención.

Para ello se movilizó todo el mundo del deporte y el joven recibió saludos y ánimos por parte de grandes estrellas del tenis como Rafa Nadal, Novak Djokovic o Dominic Thiem. A pesar de esto, no consiguieron recaudar todo el dinero necesario y tuvieron que regresar a Chile, donde finalmente Ignacio Tejera ha fallecido.