Cinta policial holandesa en una escena de un crimen

Explosión en un centro de detección de Covid-19: 'Es algo que no sucede por accidente'

El suceso se ha producido antes de la apertura en horario laboral, por lo que solo ha habido que lamentar daños materiales

Una ciudad al norte de Ámsterdam, en los Países Bajos, se ha despertado la mañana de este miércoles, 3 de marzo, con una fuerte explosión que ha ocurrido en un centro de test de coronavirus de la ciudad. 

Los hechos se han producido en la localidad de Bovenkarspel poco antes de que el centro abriese sus puertas al personal, por lo que, afortunadamente, solo se han producidos daños materiales —se rompieron los cristales de varias ventanas— y no ha habido que lamentar heridos, según informó la policía holandesa en un comunicado. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Tras la explosión, producida en el exterior del edificio, la policía ha iniciado una investigación para determinar las causas del suceso y ha acordonado todo el área. Las primeras hipótesis apuntan a que se trata de un ataque intencionado contra las instalaciones, aunque la investigación sigue en marcha. 

El portavoz de la policía holandesa, Menno Hartenberg, ha explicado para la agencia de noticias 'Reuters' que todo apunta a que el explosivo «parece haber sido colocado allí». Según los primeros indicios, el explosivo podría haber sido un «objeto metálico» colocado en algún lugar de las inmediaciones.

«Aún no sabemos exactamente qué explotó, los expertos en explosivos están investigando», ha asegurado Hartenberg, que también ha insistido en que «lo que decimos es que algo así no sucede por accidente, hay que plantarlo allí». 

La ciudad de Bovenkarspel se encuentra en Holanda del Norte, a unos 60 km de la ciudad de Ámsterdam, y el explosivo detonó alrededor de las 6:55 horas, según el horario local. 

El alcalde de la ciudad de Stede Broec, que incluye la localidad de Bovenkarspel, Ronald Wortelboer, se ha mostrado consternado por los hechos. «Estoy molesto. No creo que se ajuste a nuestra sociedad, al menos si asumo que tiene que ver con el testado. Puedes estar en desacuerdo sobre cualquier cosa, pero esto no es una solución», ha explicado, admitiendo la posibilidad de que se haya tratado de un ataque de los llamados 'negacionistas', que no creen en la pandemia.

Wortelboer ha añadido que comprende que la gente pueda estar frustrada después de un año viviendo en esta situación, y que él mismo ha sentido esa frustración en algunas ocasiones, pero que la violencia no es la solución.

El incidente, a pesar de que no ha producido daños humanos, sino solamente pérdidas materiales, supondrá un duro revés para el centro, porque probablemente tenga que mantenerse cerrado todo el día, retrasando así centenares de citas programadas para hoy para hacerse una prueba contra el coronavirus

El portavoz de la policía ha informado a las personas que hoy debían acudir al centro a hacerse la prueba que se les reprogramará la cita si acuden al centro esta noche o mañana, cuando se permita de nuevo su apertura, o que pueden remitirse a otro centro de pruebas situado en la localidad de Hoorn para pedir una nueva cita.

Varios incidentes similares en las útlimas semanas

No es la primera vez que un centro de estas características es víctima de un suceso similar, ya que hace unas semanas, el 23 de enero, un puesto de pruebas PCR en la localidad de Urk, en la provincia holandesa de Flevoland, sufrió un incendio.

Días después, la policía del país encontró material inflamable con fuegos artificiales cerca de otro centro de pruebas, esta vez en la ciudad de Hilversum, también en Holanda del Norte, aunque en ese caso no llegó a detonar. 

El centro de Urk quedó destruido por el incendio, y días más tarde, un joven de 16 años y otro de 20 años fueron arrestados como presuntos autores del incendio.