El motivo por el que los contagios se disparan en las discotecas de España

Exigencia de bares y discotecas de España a Pedro Sánchez

Creen que es la única manera en que el sector puede subsistir a la crisis del Covid

La actual pandemia de coronavirus no solo está teniendo un efecto devastador en la salud de muchos españoles como muestran los casi 1.400.000 contagios y casi 40.000 muertes reconocidas oficialmente. Nadie oculta que junto a la mayor crisis sanitaria vivida en las últimas décadas se vive ya una crisis económica y social que, si no la ha superado, es muy similar a la vivida el año 2008. 

Y es que son muchos los sectores que han tenido que parar su actividad durante meses con las pérdidas que ello conlleva. Uno de los que durante más tiempo ha venido reivindicando su situación es el ocio nocturno. Por eso representantes de este sector se han manifestado ante el ministerio de Trabajo, situado en el complejo de Nuevos Ministerios de Madrid, para reclamar al Gobierno un plan que choque que ayude a un colectivo que ya está «al borde de la quiebra», según los propios manifestantes.

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

La reivindicación ha contado con unas 20 personas, cumpliendo estrictamente con las medidas de protección sanitarias. En ella se ha exigido al ejecutivo que regularice los pagos atrasados de todos los trabajadores, no solo los de la noche, que se encuentran en ERTE. También solicitaban que estos tengan vigencia hasta el final del actual Estado de Alarma, el próximo 9 de mayo de 2021.

Los convocantes, que contaban con el apoyo de las dos principales fuerzas sindicales (UGT y CC.OO.), han insistido que su sector, al ser afectado especialmente por los toques de queda, necesita «criterios claros y objetivos de interpretación de los diferentes tipos de ERTES» mientras dure este tipo de restricción a la movilidad nocturna. Creen que se debería incluir este concepto como una causa de limitación de actividad o impedimento de abertura para poder presentarlos delante de las delegaciones del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). 

Convocatorias en toda España para mostrar la realidad del sector

Los representantes del sector de bares de ocio nocturno y discotecas también han insistido en que es totalmente necesario que se apliquen otras medidas para mitigar el golpe recibido por el cierre. Reivindican que se recuperen las exenciones al 100 % de las cotizaciones sociales de los trabajadores, ya que estos se ven afectados por un cierre que se ha producido por imperativo legal y no por voluntad de sus empleadores. 

Parte de los afectados han mantenido una reunión con la Dirección General de Trabajo a las 12.30 donde han podido manifestar las quejas y peticiones de un sector que se ve «duramente castigado» por la crisis del coronavirus. Junto a la de Madrid, se han convocado protestas simultáneas en las 17 comunidades autónomas. 

Miles de trabajadores en ERTE y deudas acumuladas

Las patronales del ocio nocturno afirman que a 31 de agosto, antes que se volviera a aplicar las nuevas restricciones, hasta 68.000 trabajadores del sector se encontraban en un ERTE. Una portavoz de la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos (España de Noche) explicaba a EFE que en la reunión mantenida con Trabajo presentarían un documento donde explicaban que siguen viendo esta medida «como una parte esencial». 

Sí se consulta el Código Nacional de Actividades Económicas (CNAE) correspondiente a este tipo de empresas (servicio de bebidas, el entretenimiento y la gestión de salas de espectáculo) se puede observar que el 69,2% de las 25.000 empresas inscritas tienen algún trabajador en ERTE. Desde España de Noche aseguran que por retrasos en los pagos y errores en las liquidaciones se han dejado de cobrar unos 100 millones de euros.

Estiman que desde el 11 de marzo la facturación en el sector solo corresponde al 9% de su actividad habitual y que esto habría generado unos 12.000 millones en pérdidas. Calculan que antes de final de año podrían desaparecer el 70% de las empresas dedicadas al ocio nocturno y que sus trabajadores «son los más desprotegidos de todo el mercado laboral por los ERTES».