Un sanitario con un vial de la vacuna de AstraZeneca en una mano

Punto y final a la vacuna de AstraZeneca: Europa le da un 'no' definitivo

Se ha tomado la decisión de no renovar el contrato con la compañía cuando este termine, en junio

Se ha anunciado este mismo domingo, aunque ya se venía hablando de ello, Europa ha decidido, finalmente, no renovar su contrato con la compañía farmacéutica AstraZeneca. Ha sido el comisario europeo para el Mercado Interior, Thierry Breton, quien lo ha anunciado hoy mismo.

«No vamos a renovar los pedidos después de junio. Veremos qué pasa», ha asegurado Breton en declaraciones a France Inter. Esto quiere decir que, una vez finalice el contrato ya firmado ─que lo hará en junio─ Europa no va a comprar más dosis de vacuna AstraZeneca. Este primer contrato se firmó en agosto de 2020.

Así pues, parece que una vez que se agoten en España, y en el resto de países de la Unión Europea, las dosis que ya hay de la vacuna de AstraZeneca, esta no se va a volver a adquirir, por lo que a partir de ese momento ya ningún ciudadano español volverá a vacunarse con el fármaco, a no ser que haya un cambio de opinión por parte de Europa.

Esta decisión estaba ya bastante sobre la mesa después de que la Comisión Europea hubiera presentado una demanda contra la compañía farmacéutica por haber incumplido el contrato. Y es que, hay que recordar, que AstraZeneca incumplió su compromiso de entregar a los Estados miembros las dosis contratadas de su vacuna contra la COVID-19.

Se trata de un motivo que ha provocado enfrentamientos desde hace meses entre la compañía y Europa, pues después de estar previsto que se entregasen durante el primer trimestre de este 2021 un total de 120 millones de dosis, finalmente solo se repartieron 30 millones, es decir, un cuarto de lo que se había prometido. 

En un principio se trató de mediar de forma amistosa, y se inició desde Bruselas un proceso de resolución de disputas, a través de una carte que se envió a AstraZeneca, sin embargo, no se obtuvo solución alguna al problema, por lo que finalmente se decidió poner el caso en manos de la justicia.

No solo esto, sino que además de no cumplir con las entregas de las dosis que se habían pactado, se ha dicho también  que desde Bruselas se tenía la sospecha de que la compañía farmacéutica está dando más privilegios en cuanto a entregas a Reino Unido, por delante de Europa.

Tras todos estos problemas, por lo tanto, Europa ha decidido dejar de confiar en AstraZeneca para suministrar las dosis de su vacuna, por lo que, a partir de la finalización del actual contrato, en junio, no se van a adquirir más vacunas de la mencionada compañía.

La vacunación con AstraZeneca en España, limitada a edad de entre 60 y 69

Tampoco habría ayudado todos los problemas y polémicas que se han generado en los últimos meses con la vacuna de AstraZeneca. En un principio no se recomendó ponerla a las franjas de mayor edad por tener una efectividad más baja que el resto de vacunas.

Sin embargo, con el paso de las semanas comenzaron a detectarse varios casos de trombosis graves en personas de menor edad, y generalmente mujeres, que se habían vacunado recientemente con el fármaco. Esto provocó el miedo en la población y llevó a realizar varias investigaciones sobre la vacuna.

Pese a que se determinó que esta se podía seguir administrando, muchos países decidieron limitar los grupos de edad. España, en su caso, decidió vacunar con AstraZeneca solo a personas de la franja de edad de entre los 60 y los 69.

Personas no tan mayores como para ser consideradas las de más riesgo, pero tampoco dentro de la franja de edad más joven en la que se estaban produciendo la mayoría de casos de trombos.

Así es como se está administrando hasta ahora en España estas vacuna, pero hay que recordar que todavía queda pendiente en nuestro país tomar la decisión de qué se hace con aquellas personas de menos de 60 años que ya fueron vacunadas con la primera dosis de AstraZeneca y ahora no podrían ponerse la segunda.