Varios periódicos encima de una mesa

‘Tanto h.p. vivo’: la esquela en un periódico de España que causa furor

Los hijos de Ana María Arbelo la han despedido con una frase con la que empatizan miles de españoles

Las esquelas que anuncian la muerte de un ser querido en los periódicos se han convertido en un fenómeno en sí mismo en España. No es la primera vez que alguien utiliza estos espacios en la prensa para lanzar un mensaje. Muchas veces, con un tono que sorprende y se convierte en viral.

Es el caso de la esquela aparecida en el periódico para anunciar la muerte de Ana María Arbelo García en Santa Cruz de Tenerife. La mujer murió el pasado 23 de junio a la edad de 68 años. Sus hijos no han dejado la oportunidad de expresar en la esquela un pensamiento muy común en España.

Cuántas veces no habremos escuchado aquello de “con la gente mala que hay y siempre se van los mejores”. Pues bien, los hijos de Ana María Arbelo han adornado la esquela con el mensaje “tanto H.P. vivo y se muere nuestra madre”. En cuestión de horas, la publicación se ha convertido en un fenómeno viral.

La frase que se ha hecho viral

El pasado 23 de junio, Ana María Arbelo murió con 68 años en Santa Cruz de Tenerife. Sus hijos publicaron la esquela que, aparentemente, sigue los cauces normales anunciando la muerte de la persona en cuestión. Sin embargo, una frase ha llamado la atención hasta convertirse en viral.

Los hijos querían expresar el dolor por la pérdida de su madre con una reflexión muy clara y muy española. Uno de esos mensajes escuetos pero tajantes que quedarán ya para los anales de las esquelas más famosas de nuestro país. “Tanto H.P. vivo y se muere nuestra madre”, se puede leer.

Montaje con foto de la esquela
La familia de Ana María ha sorprendido con esta esquela | La Noticia Digital

La esquela se sale de los cauces habituales de estas publicaciones, que se suelen limitar a señalar el nombre y la edad del fallecido, y la hora y lugar del entierro. Como mucho se añaden los nombres de la familia más directa. Y en todo caso, se ruega una oración por el alma del difunto.

Últimamente, sin embargo, hay quien utiliza estas piezas en el periódico para expresar un mensaje jocoso. Algo que causa impacto en los lectores, por el contraste entre la seriedad de lo que supone una muerte y la ironía del comentario. En este caso, el mensaje se ha hecho viral en redes.

Fenómeno viral en redes

De hecho, la esquela de Ana María Arbelo ni siquiera ofrece información sobre el funeral ni el posterior entierro. Los familiares compartieron el número del tanatorio para quien quiera saber más información sobre el funeral. “Para más información, referente Tanatorio Santa Lastenia, Grupo Mémora. 

▶️ VÍDEO: Otras noticias de Televisión

El centro de atención de la esquela es sin duda la frase, y de hecho parece publicada única y exclusivamente con este fin. La verdad es que si lo que querían era provocar un efecto en los lectores, lo han conseguido y de qué manera. En cuestión de horas se ha viralizado por las redes sociales.

El periodista Enrique Rodríguez compartió la pieza a través de las redes sociales, a raíz de un chivatazo del profesor Luis J. Capote. La publicación cuenta con más de mil retuits y más de 7.000 Me Gusta en cuestión de horas. La esquela también ha generado todo tipo de reacciones en forma de comentarios.

El fenómeno de las esquelas

La frase de la esquela resume un sentir muy propio de los españoles, y no es extraño que haya provocado la empatía de muchos. “Una gran verdad”, “podría haberla mandado yo”, “me lo pido de epitafio”, “pensé lo mismo en el entierro de mi padre”. Son solo algunas de las reacciones en las redes.

Imagen de la esquela
Esquela de Doña Ana María Arbelo García | La Noticia Digital

Hace un año se viralizó otra curiosa esquela aparecida en el periódico El Faro de Vigo. “Hermanos y familia que no se han preocupado en todos estos años, que no se molesten en venir”, se podía leer. El propio muerto lo había dejado escrito y aparecía escrito como un mensaje del más allá.

En los últimos tiempos se ha convertido en algo habitual ver este tipo de bromas e ironías en las esquelas. “Fuiste difícil, te quisimos igual”, así despidieron a Luis el pasado mes de febrero. “No te olvidaremos, y menos con la camisa que te has ido”, rezaba otra esquela reciente.