Un coche de policía pasa junto a una larga cola de camiones que permanecen atrapados a causa del cierre de la frontera con Reino Unido

Miles de españoles quedan atrapados en la frontera: 'Me han jod*** la Navidad'

Miles de camioneros quedan atrapados en territorio británico ante el cierre de la frontera francesa

Todas las medidas de prevención parecen pocas ante la nueva cepa del Covid que ya se ha instaurado en España procedente del Reino Unido. Aunque por el momento no se ha determinado que provoque una mayor mortalidad, en boca de todos se muestra la preocupación ante su mayor tasa de contagio.

La noticia coincide con el regreso de miles de españoles a sus hogares por Navidad. Muchos han logrado atravesar las fronteras antes de que tanto España como Portugal tomaran la decisión de blindar el acceso, pero con ello también se ha desatado una nube de críticas de aquellos que ejercían su actividad profesional, y que solo deseaban reunirse con su familia.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Las situaciones más comprometidas se han desarrollado en los aeropuertos ingleses, donde miles de pasajeros acuden a las oficinas de atención al cliente. Algunos pendientes de las pruebas médicas y otros simplemente esperando embarcar en dirección a la península. De esta medida han podido quedar exentos aquellos que conserven la ciudadanía o su residencia, pero no todo es tan sencillo como coger un vuelo en algunos casos.

Camioneros bloqueados en el Reino Unido

Una de las historias que se convierten en delicadas durante estas situaciones es la de los transportistas que portan mercancías perecederas al reino británico. En declaraciones para '20minutos', Javier Laredo comenta que cuando llegaron al Eurotúnel «ya nos avisaron de que los camiones tendrían que permanecer 48 horas antes de poder volver a Francia».

El camionero relata que su idea inicial era descargar en la capital londinense, para coger otra carga en pueblo de la zona y regresar a su domicilio antes del 24 de diciembre. Apunta también que no mantiene ningún tipo de contacto con el personal durante el proceso de carga y descarga. Además señala que, una vez haya terminado su envío y trate de volver a la frontera, ninguna autoridad le pedirá una prueba de coronavirus.

El testimonio del conductor se une a centenares de historias más que han visto alterados sus planes durante las fechas navideñas desde que Francia anunciara el pasado domingo la suspensión de tráfico de mercancías y personas desde el Reino Unido. 

Una jaula de asfalto

Por si la privación familiar fuera poca condena, la mayoría de los afectados por estas limitaciones de circulación se encuentran en una cola que aúna a miles de camiones esperando en la barrera fronteriza. En este caos sobre ruedas, muchos transportistas se han quedado tirados en medio de la autopista sin ningún tipo de servicio. Es decir, no solamente se produce una situación de colapso, sino que los afectados han de buscarse la forma de pasar días y noches bajo las inclemencias del tiempo invernal.

Desde la Confederación Española de Transporte de mercancías, CETM, se ha calificado la situación que viven los profesionales de este sector como "una jaula". Y es que todos aquellos que han partido para el territorio inglés no han podido salir.

La situación se combina con el caso de los aeropuertos británicos, que han visto en las últimas horas miles de personas tratando de cambiar sus vuelos a otros destinos, y dar de esa manera un rodeo que les permita el acceso a España. Otros han optado por los resultados de una prueba que verificara su 'status' saludable frente al Covid.

En cualquier caso, la situación se ha convertido en una polémica más por el caos que supone una situación navideña tan atípica. Debido a esta nueva cepa del virus comienzan a señalarse los principales puntos de transmisión que podrían poner en una situación vulnerable nuestro país, o aquellos en los que ya se tiene la certeza de que ha atravesado nuestras fronteras.