Discover 'aedes japonicus' mosquit

Qué es el 'virus del Nilo' y cómo evitar contagiarse. Ya hay varios casos en España

Una nueva especie invasora, un mosquito, es el portador y foco de contagio de una enfermedad con capacidad de sesgar vidas

La Asociación de Empresas de Control de Plagas de Catalunya (ADEPAP) alarman sobre la presencia de una nueva especie de mosquito invasora en España. Según los expertos, el mosquito 'Aedes japonicus' podría ser una vía de transmisión de enfermedades graves víricas en las personas, como el Chikungunya, el Dengue, y, especialmente, la detectada en Andalucía el virus del Nilo Occidental.

Las autoridades sanitarias de la región andaluza han informado sobre la aparición de nuevos pacientes con meningoencefalitis. Esta enfermedad provoca la inflamación de las meninges y del cerebro. En especial, los casos se han dado en el Ayuntamiento de Coria del Río.

Dicho ayuntamiento ha informado a través de sus redes sociales que estos casos podrían ser la causa de la infección por el virus del Nilo Occidental. Lo cierto es que ya hay 11 personas que han dado positivo por esta enfermedad. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

«Ante los casos que han surgido, entre otros municipios, en Coria del Río, desde el Ayuntamiento informamos que estamos esperando confirmación oficial de cuál ha podido ser su origen etiológico», señala el comunicado oficial.

El virus del Nilo Occidental puede causar la muerte del sistema nervioso

El virus del Nilo Occidental portado a España por el mosquito 'Aedes japonicus' pertenece al género flavivirus y al complejo antigénico de la encefalitis japonesa, familia Flaviviridae. La Organización Mundial de la Salud (OMS) informa de que este virus tiene la capacidad de provocar una enfermedad mortal del sistema nervioso. 

Este virus se transmite a las personas mediante la picadura de un mosquito infectado. El tiempo de incubación, oscila entre 3 y 14 días. El 80% de las personas son asintomáticas. Sin embargo, el 20% de los infectados desarrollan la 'fiebre del Nilo Occidental' y casi un 1% de las personas afectadas sufren «encefalitis o meningitis del Nilo Occidental o poliomielitis del Nilo Occidental».

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre del Nilo Occidental?

Por lo general, los principales síntomas de una persona que sufre la fiebre del Nilo son la fiebre, vómitos, dolor de cabeza, inflamación de los ganglios linfáticos, cansancio o erupciones en la piel. 

Cuando se habla de una encefalitis o una meningitis, La OMS informa de que, cuando el paciente ha contraído una encefalitis o una meningitis, los síntomas son «dolores de cabeza, fiebre elevada, rigidez de nuca, estupor, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular y parálisis».

Las afecciones más graves provocadas por el virus del Nilo Occidental

Aproximadamente una de cada 150 personas infectadas posee una afección neurológica grave, como la meningoencefalitis. Esta enfermedad aparece cuando el tejido que cubre el cerebro y la la médula espinal se hinchan. En definitiva, se trata de una inflamación del cerebro y las meninges. 

Aunque nadie está exento de contraerla, las personas que superan los 60 años son más vulnerables ante esta enfermedad. De igual modo, también se consideran personas de riesgo aquellos pacientes con patologías como diabetes, enfermedad renal, cáncer o hipertensión.  

El 10% de los pacientes del virus del Nilo fallecen

Los expertos de los Centros para el Control y la Prevención (CDC) de Enfermedades de Estados Unidos subrayan que «algunos de los efectos neurológicos pueden ser permanentes. Cerca del 10% de las personas que presenten infección neurológica debido al virus del Nilo Occidental mueren». En cuanto al proceso de recuperación, este puede durar semanas o, incluso meses. 

«Se pueden usar analgésicos sin receta para reducir la fiebre y aliviar algunos síntomas», informan desde los CDC. Sin embargo, actualmente no se cuenta con ningún tipo de tratamiento antiviral o vacuna específica contra este virus. 

En esta tesitura, los casos más graves son tratados en el hospital «para que reciban tratamiento sintomático, como líquidos por vía intravenosa, medicamentos para el dolor y cuidados de enfermería», apostillan.

¿Cuándo y cómo ha llegado el 'Aedes japonicus' a España?

El Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) emitió el primer informe de Evaluación Rápida de Riesgo el pasado mes de julio, atendiendo a una alarma procedente de la región de Asturias. 

En el comunicado lanzado en las redes sociales del CCAES alertaba de que había llegado al sur de Europa, en concreto a España, por primera vez una especie de mosquito procedente de Corea, Rusia, Japón y el sur de China que transportaba enfermedades víricas muy dañinas para el ser humano. En especial, la alarma se puso en el virus del Nilo Occidental que los mosquitos infectados podrían traer.

 

Los primeros casos en la península se dieron el año pasado a causa del comercio de neumáticos usados. A día de hoy, los expertos dicen que esta especie de mosquito se ha asentado en Asturias y Cantabria, aunque «no se descarta que lo haga hacia Galicia y otros territorios del norte de la península, como Cataluña», alertan.

 

Cómo evitar contagiarse de la fiebre del Nilo

Esta enfermedad se transmite a través de la picadura de un mosquito. Por eso la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica de la Junta de Andalucía ha elaborado unas recomendaciones con el fin de prevenirlas. 

Por un lado, se ruega intentar permanecer el menor tiempo posible al aire libre entre el atardecer y el amanecer en zonas donde pueda haber alta cantidad de mosquitos. Se recomienda usar mosquiteras de tela en puertas y ventanas. Además se pide apagar todas las luces posibles. 

Pese al calor, es recomendable usar ropa que cubra la mayor cantidad del cuerpo posible. Se deben utilizar repelentes de insectos, siguiendo el modo y frecuencia de uso recomendado por el fabricante. Si nos hemos puesto crema solar, se ha de dejar que se absorba durante 20 minutos antes de aplicar el repelente. 

También se recomienda seguir diariamente una correcta higiene corporal y evitar el uso de perfumes intensos. Antes de usar ropa que tuviéramos tendida, se debe sacudirla bien para comprobar que no hay mosquitos