La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso en rueda de prensa el 29/10/2020

Las encuestas cambian el panorama político en Madrid a pocos días de la campaña

Los sondeos dan una victoria aplastante del PP, que batallará en campaña por conseguir la mayoría absoluta

Madrid se encuentra ya en tiempo de descuento para el inicio de la campaña electoral. Será este domingo, 18 de abril, cuando arranque el intenso periodo de 15 días en el que los partidos van a intensificar su agenda de mítines y actos electorales. Será entonces cuando se decida, de forma definitiva, cuál es el Parlamento regional que quieren los madrileños para su próxima legislatura, que cesará, tal y como indica la ley, en mayo de 2023.

Una convocatoria con la que nadie contaba… ni la misma Isabel Díaz Ayuso

La convocatoria anticipada de elecciones fue la primera noticia sorpresa en nuestro país en un marzo políticamente muy convulso. La presentación de una moción de censura en la Región de Murcia fue el detonante de lo ocurrido en Madrid: el socio minoritario del PP en el Gobierno murciano, C’s, pactó una moción de censura con el PSOE para arrebatar a los populares la presidencia regional. La jugada a traición hizo saltar las alarmas en la Real Casa de Correos: Isabel Díaz Ayuso temió que le pudiera pasar lo mismo y tomó una drástica determinación.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

La decisión fue contundente: convocar elecciones para el 4 de mayo, desactivando así la posibilidad de una moción de censura que la despojara del gobierno regional. En definitiva, faltan menos de tres semanas para ir a elecciones en la Comunidad de Madrid y este mismo domingo arrancará la campaña electoral, un periodo determinante para acabar de definir el comportamiento de aquellos electores más indecisos.

Pero en esta ocasión el segmento de población indecisa es menor que en otras contiendas electorales. Analizando las encuestas de cerca, las cosas en Madrid parecen bastante definidas: todas ellas dibujan escenarios muy parecidos, que varían muy poco entre ellos. Y todos los sondeos coinciden en que la ganadora de las elecciones será, de forma clara y gracias a una mayoría holgada, Isabel Díaz Ayuso.

Isabel Díaz Ayuso: se augura su clara victoria, pero no llegaría a la mayoría absoluta

No cabe duda de que la candidata popular será la vencedora en las elecciones del 4 de mayo. En 2019, Ayuso quedó segunda —por detrás del PSOE de Ángel Gabilondo—, con 30 escaños. Ahora, se da por hecho que podrá doblar su representación en la Asamblea de Madrid, con pronósticos que le auguran entorno a 60 asientos en la cámara autonómica.

Todas las encuestas aseguran que Ayuso conseguirá alrededor del 40% de los sufragios: ninguna la sitúa por debajo del 33% y las más optimistas, como la de Sigma Dos publicada el 5 de abril en ‘El Mundo’, la acercaba al porcentaje del 43%. Son cifras mayúsculas, que sitúan a la ahora presidenta regional en funciones cerca de los abrumadores resultados obtenidos en la Comunidad de Madrid por Esperanza Aguirre, superando los 48 escaños de Cristina Cifuentes en 2015.

Sea como sea, también es cierto que no hay ningún sondeo que dé a Ayuso su ansiado objetivo de 69 escaños, que representan la mayoría absoluta de la Asamblea de Madrid. El PP se vería obligado, de cumplirse los pronósticos publicados, a pactar con Vox, formación a la que las encuestas pronostican entre un 10 y un 15% del voto.

Ciudadanos, con muchos problemas para obtener representación en la Asamblea de Madrid

Con quien tendrá complicado poder pactar Ayuso es con Ciudadanos. La mayoría de sondeos dejan a la formación naranja fuera de la Asamblea de Madrid al no obtener el 5% de sufragios necesarios para tener diputados regionales en la cámara vallecana. Edmundo Bal, el flamante candidato naranja, batallará por la supervivencia política de un partido que podría recibir un duro mazazo en caso de quedarse fuera el 4 de mayo.

El bloque de izquierdas también tiene un papel muy complicado en los próximos comicios. Solo el CIS daba posibilidades de llegar a la mayoría absoluta a la suma de PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos; pero esta opción no se refleja en las encuestas que se han publicado desde entonces y, por ahora, la posibilidad de un gobierno progresista se desvanece. Los sondeos dejan a Ángel Gabilondo estancado al frente del PSOE, con un margen de crecimiento o de retroceso muy estrecho.

Más Madrid registraría una lidera caída con Mónica García. Y mención a parte merece Unidas Podemos: el efecto Pablo Iglesias no da muestras de tener efectividad alguna si obedecemos a las encuestas publicadas hasta la fecha. La formación morada pasa de estar en el alambre, peligrando en el umbral del 5% que podría dejarle fuera de la Asamblea de Madrid, a situarse por encima pero lejos, en cualquier caso, del 10% de los sufragios.

El efecto Iglesias no da a los morados crecimiento significativo alguno, dejando el objetivo de Iglesias de liderar la izquierda y de gobernar Madrid en una auténtica utopía: de sumar el bloque progresista, posibilidad ya complicada, el exvicepresidente no pasaría de ser el líder de la tercera fuerza del gobierno regional.