Varias personas en la calle y llevando mascarilla

URGENTE COVID: Se eliminan las cuarentenas para los positivos leves

Las cuarentenas dejan de ser obligatorias para los positivos con sintomatología leve

El coronavirus llega a su recta final en España. A pesar de que el virus sigue circulando, la incidencia acumulada lleva muchos días tendiendo a la baja, hecho que ha motivado al Gobierno a tomar una decisión con las cuarentenas.

Las personas que se contagien de coronavirus y presenten una sintomatología leve no deberán aislarse.

Se eliminan las cuarentenas para aquellos contagiados que tengan síntomas leves, solo deberán hacerla aquellas personas que se encuentren en un entorno hospitalario o en una residencia de ancianos. En estos dos casos, la cuarentena seguirá siendo obligatoria, pero durará solo cinco días.

Dos personas mirando fijamente a la cámara y con la mascarilla puesta
Los positivos de coronavirus que presenten síntomas leves no deberán hacer cuarentena | Pixabay

La medida se recoge en la nueva estrategia de “transición” para la vigilancia y control de la COVID-19, tras varias semanas de debate.

Los positivos con síntomas leves no deberán hacer cuarentena

La medida entrará en vigor el próximo lunes, 28 de marzo, así lo ha decidido esta misma tarde la Comisión de Salud Pública. El objetivo de la eliminación de las cuarentenas es aliviar las restricciones y avanzar hacia la llamada “gripalización” de la pandemia.

La eliminación de las cuarentenas supone un gran paso hacia adelante para dar por terminada la pandemia. Hasta este momento, todas las personas contagiadas de coronavirus debían aislarse 7 días, independientemente de si el paciente era asintomático o no. 

Imagen de un grupo de personas esperando para ser vacunados en Madrid
Los positivos que estén en hospitales o residencias deberán hacer una cuarentena de 5 días | EP

A pesar de ello, todavía hay dos perfiles de personas vulnerables que sí deberán guardar cuarentena independientemente de cuál sea su sintomatología. En este sentido, las personas que se encuentren en residencias de mayores o en hospitales deberán aislarse si se contagian de COVID-19. Aunque también con una novedad, la cuarentena pasa de ser de siete días a cinco.

Para poner fin a la cuarentena de cinco días en estos dos casos, se evaluará la sintomatología del paciente o se realizará un test de detección del virus. Si el paciente contagiado no presenta ningún síntoma, se levantará la restricción pasados los cinco días.

▶️ Los 5 síntomas de Deltacrón, la nueva variante del coronavirus

La cuarentena será obligatoria para los contagiados que presenten una sintomatología leve

Salud Pública argumenta que lo que se elimina es el “aislamiento estricto”, sin embargo se mantiene la recomendación de hacer cuarentena. Y, en el caso que sea posible, teletrabajar y hacer reposo.

En este sentido, también es necesario recalcar que cuando la persona contagiada salga de casa, deberá llevar mascarilla durante 10 días. Además, también deberá evitar el contacto social excesivo y lugares muy concurridos.

Imagen de dos personas paseando por Madrid con mascarillas
El contagiado deberá llevar la mascarilla durante 10 días y evitar lugares concurridos | EUROPA PRESS

Se eliminan las pruebas te detección de coronavirus a nivel general

Otra de las grandes modificaciones es la eliminación de la realización de pruebas de diagnóstico de coronavirus a nivel general. Esto significa que ya no se harán cribados, ni test de detección de COVID-19 a pacientes asintomáticos. Así pues, ni los test de antígenos ni las PCR serán preceptivos ante todas las sospechas de casos.

En un primer momento, la Ponencia de Alertas y Emergencias del Ministerio de Sanidad solicitó que las pruebas de diagnóstico se hicieran solo a grupos vulnerables, como mayores de 60 años, con enfermedades graves o embarazadas.

Pero finalmente será decisión del médico determinar, bajo su criterio, si se le realiza una PCR al paciente o no. Teniendo en cuenta aspectos como el perfil del paciente o lo síntomas que padece.

Sin embargo, el Gobierno hace hincapié en que todavía no se puede bajar la guardia por completo. “Se emitirán recomendaciones dirigidas a las medidas preventivas como la utilización de mascarilla en todos los ámbitos y evitar contacto con personas vulnerables”, expone el Ministerio de Salud.