Elias Quezada, el niño de 7 años que casi muere triturado por un camión de basura

Elias, el niño de 7 años que casi fallece triturado al esconderse en un camión de basura

La rápida actuación del conductor del vehículo le salvó la vida al pequeño

Estados Unidos casi vive un trágico acontecimiento trágico el pasado 9 de febrero, pero afortunadamente todo se quedó un susto. Elias Quezada, un niño de tan solo 7 años, estuvo a punto de fallecer tras esconderse en un contenedor de residuos mientras jugaba frente a la casa de su abuela en Tampa (Florida). 

El menor se encontraba en el interior del cubo cuando el basurero empezó a vaciar el contenido del depósito en el vehículo. 

«Me recogieron y me arrojaron al camión que me iba a hacer puré», explicó tras el suceso el propio niño a un medio local. «Pensaba que iba a morir».

Pero afortunadamente el conductor había sido preparado para observar cada residuo en la cámara de vigilancia cuando la arrojara a la parte trasera y en aquel momento descubrió que había algo que no estaba bien.

📲 ¿Aún no te has bajado gratis la APP de España Diario? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Waldo Fidele actuó con rapidez y eso le salvó la vida al pequeño Elias Quezada. El hombre apagó velozmente la cuchilla del camión y llamó de forma inmediata al 911. 

Carmen Salazar, la abuela del niño, le explicó al mismo medio que su nieto a penas llevaba unos minutos fuera de la casa cuando escuchó el sonido del camión de la basura. «Salió y lo siguiente que escuché fue el sonido de la camioneta y un chico gritando».

La mujer se ha mostrado completamente agradecida con el conductor del vehículo. «Estoy muy agradecida de que estuviera mirando esa cámara en ese momento y por el hecho de que actuara tan rápido, porque de lo contrario, él no estará aquí». 

Waldo Fidele, el nuevo héroe de Tampa

Tras este suceso, que finalmente solo se ha quedado en un susto, Waldo Fidele se ha convertido en todo un héroe y es que, tal y como ha señalado Carmen Salazar, si no llega a ser por su rápida actuación, Elias Quezada hubiera muerto triturado. 

«Es un verdadero héroe», ha destacado Shawn Plunkett, gerente de operaciones de Waste Connections of Florida Operations en Tampa. «Si no hubiera prestado toda su atención en el trabajo, hoy todos estaríamos buscando a un niño de siete años desaparecido». 

«Si no fuera porque Fidele vigiló de cerca las cámaras retrovisoras del camión, es probable que el niño hubiera sido asesinado sin que nadie hubiera descubierto cómo». 

Sin embargo, todo se quedó en un susto gracias a la rápida y gran actuación del conductor del camión. Elias Quezada fue rescatado con tan solo un rasguño en la muñeca y ahora este suceso se quedará como un susto y una anécdota que podrá contar para demostrar la importancia que tiene no meterse en este tipo de lugares. 

«Los trabajadores de la gestión de residuos son a menudo los héroes anónimos de una comunidad, pero creemos que esta acción merece algunos elogios de todos», ha señalado Kurt Salac, el director de la compañía en la que trabaja Waldo Fidele. 

Fallece un niño de 7 años en Suiza en un suceso similar

A pesar de que el caso de Elias Quezada se ha quedado en un simple susto, no ha sucedido lo mismo con un acontecimiento similar que ha tenido lugar en Suiza. Un niño de tan solo 7 años ha fallecido después de que se derrumbase un iglú casero sobre él. 

Un desgarrador suceso que se ha producido este martes, 16 de febrero, a las 11 de la mañana. El pequeño fue encontrado aproximadamente 15 minutos después del colapso y gracias al trabajo de su padre y de sus vecinos pudieron sacarle rápidamente de la nieve. 

Los servicios de emergencias trasladaron al niño inmediatamente al hospital de la ciudad de Coira en helicóptero, pero no pudieron hacer nada por él. El menor falleció a pesar de los intentos de reanimación que le practicaron las personas que le rescataron y los doctores. 

Ahora la fiscalía y la policía suiza se encuentran investigando este trágico acontecimiento para tratar de descubrir cómo se produjo el suceso.