Fotografia de un hospital saturado de enfermos de coronavirus

La doctora Gómez: 'Tuve que intubar a una madre que ya no volvió a ver a sus hijas gemelas'

María Luisa Gómez Grande ha compartido algunas de sus experiencias en la UCI para concienciar sobre el respeto de las medidas sanitarias

La pandemia del coronavirus ha puesto en jaque a toda la sociedad. Hace ya casi un año que el virus está en España, por lo menos según datos oficiales, por lo que la sociedad, en general, empieza a acusar cierto cansancio de una situación que se ha alargado más de lo que la mayoría querrían.

María Luisa Gómez Grande es doctora de UCI del Hospital General de Ciudad Real, una más de tantos médicos que llevan meses trabajando y cuidando de los enfermos que el coronavirus va dejando en nuestro país. Como ella, muchos otros médicos de nuestros centros de salud y hospitales acumulan meses de estrés y cansancio que, con el paso del tiempo, cada vez se notan más. 

Todos ellos acumulan historias y vivencias que desearían no haber vivido, pero siguen al pie del cañón porque es su trabajo y porque de ellos dependen incontables vidas de personas que están contagiadas, especialmente ahora en plena tercera ola que está batiendo récords, y de las que se contagiarán en el futuro, porque al coronavirus todavía le queda cuerda. 

Por esa razón, algunos médicos terminan estallando contra el comportamiento de algunos irresponsables que no siguen las normas sanitarias ni las restricciones impuestas en los diferentes territorios, que organizan fiestas sin mascarilla o que es van de comida familiar con muchas más personas de las permitidas, y que en algunos casos se acaban volviendo brotes en los que muere alguno de los asistentes. 

La doctora Gómez es una de estos profesionales sanitarios que ha estallado, y la mejor forma que ha tenido de descargar su frustración ha sido un vídeo publicado en sus redes sociales con el que pretende concienciar a la población de lo que está pasando, y que algunos todavía no terminan de entender. 

Un vídeo para concienciar sobre la situación

«Diciembre de 2020. La Navidad más triste que recuerdas. No todo el mundo ha tenido tanta suerte como tú» son las duras palabras que dan inicio a su publicación, a la que acompaña con imágenes de UCIs repletas de pacientes.

Una voz se sobrepone a todas estas imágenes y pide responsabilidad a las personas que lo estén viendo: «El momento más estresante y el más emotivo es el de intubación del paciente», explica María Luisa Gómez Grande, que continúa añadiendo que los pacientes con neumonía por Covid están conscientes y oyen la voz del médico que les está atendiendo.

«Les estás explicando que los vas a dormir y los vas a conectar a ventilación mecánica hasta que todo esto mejore», añade la doctora, que explica también que desde ese momento empiezan a aparecer interrogantes.

«Doctora, tengo dos gemelas de cinco años, ¿cuánto tiempo voy a estar aquí?» fue uno de esos interrogantes que una paciente le planteó a la doctora, pero por desgracia, «no pudo volver a ver a las gemelas». Su caso no es único, no fue el primero y, desafortunadamente, probablemente tampoco sea el último. 

La médica explica que muchos pacientes, cuando se encuentran en esa situación, intentan dar mensajes a sus médicos, sus posibles 'últimas palabras' para sus familiares y amigos en el caso de que nunca vuelvan a despertar. 

La situación es todavía más dramática cuando el paciente es un compañero de profesión, otro doctor que se ha contagiado, probablemente en el ejercicio de sus funciones: «Sabe a lo que se enfrenta, sabe que va a cerrar los ojos y que, posiblemente, no los vuelva a abrir», explica María. Es uno de los «momentos más difíciles», señala. 

El vídeo, que busca concienciar a la población sobre la gravedad de la enfermedad, termina con el mensaje: «Ayudémosles para que no tengan que ayudarnos. Responsabilidad», aludiendo al respeto de las normas y medidas sanitarias para evitar los contagios y que los médicos sigan viéndose metidos de lleno en esas situaciones.