Chica con mascarilla confinada detras de una ventana

Las 2 nuevas medidas que pueden entrar en vigor en España para evitar el confinamiento

Alberto Núñez Feijóo también le pedirá al Ejecutivo un calendario claro de vacunación

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, ha comparecido en el Parlamento gallego pidiendo una serie de medidas que afectan directamente a las demarcaciones territoriales de toda España. El dirigente ha asegurado que Galicia está preparada para vacunar a «toda la población gallega en ocho o diez semanas» pero que, para ello, necesitan las dosis necesarias para vacunar, a un ritmo que estima sería de 100.000 personas diarias.

Además, el líder popular ha aprovechado para referirse al gobierno central, en concreto al presidente Pedro Sánchez, a quien le demandará una serie de medidas para prevenir el avance de la pandemia. Entre ellas se encuentra el uso obligatorio de las mascarillas FFP2 y la opción de establecer el teletrabajo. En ambos contextos espera recalar el apoyo de las diferentes comunidades autónomas. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

En su discurso ha puntualizado que no pretende que el uso de estas mascarillas sea obligatorio siempre, pero que tampoco debe reinar el caos de que una parte de la población utilice una u otra. Para ello reclama un consenso y unas directrices claras, sobre los momentos en los que deben utilizarse este tipo de prevenciones. Aporta el ejemplo de su mayor protección en el uso de transporte público.

«Un consenso nacional sobre el teletrabajo»

«Y nos seguimos moviendo en un marco normativo que no está preparado para gestionar una pandemia durante un largo periodo de tiempo» apunta Feijóo. A su vez ha reclamado la necesidad de que España responda con un instrumento legislativo para gestionar la pandemia en el largo plazo, de la misma forma que el gobierno gallego ha optado por reformar su ley de salud propia. 

Otros de los aspectos que ha señalado es la delegación a los territorios para flexibilizar el toque de queda, ya que expresa que nadie mejor que los propios territorios para ajustar las necesidades sanitarias a situaciones concretas. En la concreción de las cosas ha dedicado unas palabras a la necesidad de oficializar un calendario de vacunación, que pueda garantizar la llegada de las vacunas a los diferentes territorios de «forma homogénea». 

Además plantea una duda al gobierno, como se gestiona el paso de unos grupos de prioridad a los siguientes, cuestión que por el momento recae plenamente en los gobiernos autonómicos. El presidente de la Xunta ha argumentado su intervención en la necesidad que ha existido de endurecer las restricciones en toda Galicia. Ya que por su tasa de contagios menor en las anteriores fases de la pandemia, existe también una menor inmunidad.

El presidente ha señalado que desde el gobierno gallego se pretende la concienciación de la ciudadanía ante el riesgo que supone la propagación del virus, porque todo el mundo, asegura, debe remar en la misma dirección. Es la única forma de «preservar vidas humanas y que los hospitales no colapsen». 

El coste económico y humano de la pandemia

Es la principal reclamación de Alberto Núñez Feijóo a Pedro Sánchez, que se fijen criterios por objetivos al respecto de los fondos habilitados para cada comunidad. «Deben, por un lado, ampliarse y tener en cuenta que son muchísimos los ámbitos de gasto que estamos soportando las autonomías. Y por otra parte, el método de reparto debe de ser transparente» ha comentado.

El dirigente ha apuntado que si se hubieran aplicado los criterios del sistema de financiación autonómica, la Comunidad habría percibido 570 millones de euros más. Con esta serie de medidas, el presidente de la Xunta pretende que exista un consenso a nivel nacional sobre el que las comunidades puedan apoyarse y acudir. Ya que por el momento las reclamaciones de cada territorio parecen patentes, pero no encuentran una guía a la que aferrarse.