Salvador Illa i Pedro Sánchez, en una reunió del comitè tècnic sobre el coronavirus.

El Gobierno explica cómo será la desescalada en España tras el 11 de mayo

Lo han explicado este viernes a primera hora de la tarde

El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha anunciado que abordará esta tarde con las comunidades autónomas la fase de «desescalada». Durante la comparecencia posterior al Consejo de Ministros, Illa dijo que la «transición» se basará en cuatro criterios: el nivel de capacidad asistencial del sistema sanitario, el nivel de vigilancia epidemiológica, los mecanismos de protección colectiva y los mecanismos de detección precoz de casos.

Mandará el gobierno español

¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

El ministro, sin embargo, ha querido dejar claro que las comunidades autónomas tendrán un papel «importante» en esta fase pero que será el gobierno español quien la dirigirá. Illa ha reiterado también que la voluntad en esta nueva etapa es aplicarla de manera «asimétrica» y «no necesariamente por comunidades autónomas». El ministro ha asegurado que los datos confirman que se está «doblegando» la curva. «A pesar de las cifras, sin embargo, se debe actuar con la máxima prudencia y cautela», dijo.

Illa también destacó que por primera vez en un mes hay más altas que nuevos contagios y que hay nueve comunidades autónomas donde el número de muertos en las últimas 24 horas es inferior a diez personas. Entre ellas, las Islas Baleares, Asturias o Galicia. En la reunión interterritorial de esta tarde, participará la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, encargada de coordinar esta nueva fase.

Las autonomías «no se quedarán sin liquidez»

La ministra portavoz, María Jesús Montero, ha asegurado que ninguna comunidad autónoma se quedará sin «liquidez» para afrontar la pandemia y dijo que tienen «autorización» para «contraer los gastos que sean necesarios» para atender a las personas que lo necesiten. También, dijo, en la fase de desescalada se contempla que haya «capacidad de reserva» del sistema sanitario no sólo para atender a los enfermos actuales sino los que puedan haber.