Imagen de un camarero con mascarilla sirviendo las mesas de una terraza

Desalojan a 200 personas de un local en España que no cumplía las medidas de seguridad

No es la versión del propietario que dice que si se cumplían

La actitud de algunos clientes, pero también de algunos hosteleros, puede acabar comprometiendo lo que defienden la mayoría del sector de la hostelería y restauración: que sus locales son seguros, que se cumplen las medidas de seguridad y que los cierres que hay en algunas zonas de España son injustificados. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Eso es lo que precisamente lo que paso este viernes por la noche en la zona de la Marina de Valencia, una de las zonas con más locales de la ciudad. La Policía Local se vio obligada a desalojar a unas 200 personas de un establecimiento, Destino Puerto, al constatar que no se respetaban las medidas de seguridad o de aforo. Según recoge el diario 'Las Provincias', la versión del dueño es que «Fueron un grupo de amigos, que no hacían caso a las llamadas de atención del personal que les dijeron que se fueran». 

La intervención policial se produjo sobre las once de la noche. Fue entonces los agentes pidieron a las personas que se encontraran en el local, que tendría un aforo máximo de 230 personas, que abandonaran la terraza, ya que se estaba incumpliendo la normativa actual. En la Comunidad Valenciana, el aforo máximo en las terrazas es actualmente de un 50%. 

Los agentes levantaron un acta de denuncia al propietario por varias infracciones por incumplir la normativa de prevención contra la Covid-19. Algunas de ellas graves y muy graves. Además también se levantaron 18 actas por infracciones a las personas que se encontraban en la terraza, 6 de ellas por desobediencia. 

Puede recibir más sanciones por la entidad gestora

El local se encuentra situado, como decíamos, en La Marina del Puerto de Valencia, un espacio de locales que está gestionado por Consorcio València 2007 de La Marina, Su director general, Vicenç Llorens, aseguraba también en 'Las Provincias' que esperan abrir a Destino Puerto «un expediente sancionador por falta muy grave». Tampoco descartan emprender acciones legales por daños y perjuicios a la imagen del espacio. 

Este consorcio ha emitido un comunicado donde «reprueba el deliberado incumplimiento de las medidas de salud y seguridad» por parte del citado local la pasada noche. Tampoco descartan tomar las medidas legales que sean necesarias para «asegurar que este tipo de situaciones no se vuelvan a repetir»

La versión del propietario

Por su parte, el dueño del establecimiento aseguraba al medio citaba que tiene un total compromiso con las medidas actuales. Considera que desde el Consorcio se está actuando de manera «desmedida». Insiste en que él tiene contratado personal que vigila en todo momento el cumplimiento de las medidas como la distancia y asegura que «si hace falta enseñaré el contenido de las cámaras de seguridad». 

También ha emitido un comunicado donde culpa de la situación vivida este viernes a «la actitud irresponsable e insolidaria de determinados clientes, afortunadamente, unos pocos, y completamente ajenos a Destino Puerto». 

Defienden que a todos los clientes que se encuentran en su local se les informa del necesario cumplimiento de las normas. Así, los culpables de la situación del viernes por la noche serían un grupo personas que eran extranjeras, a quienes se intentó hacer que se fueran de la terraza del bar pero sin éxito. 

Ha insistido en que ningún momento han querido perjudicar a la imagen de la zona de La Marina o del resto de locales que allí se encuentran. Para «evitar cualquier perjuicio adicional que pudiera causarse» han decidido que el local permanezca cerrado lo que queda de fin de semana.