Rebecca Roberts con sus dos gemelos, Rosalie y Noah

Da a luz a dos 'raros supergemelos' que se concibieron con semanas de diferencia

Rebecca Roberts le dio la bienvenida a sus dos hijos el pasado mes de septiembre

Rebecca Roberts y su marido, Rhys Weaver, llevaban años intentando ser padres sin éxito y no fue hasta el año 2020 cuando finalmente lo lograron. La pareja le dio la bienvenida a sus gemelos tras haberse sometido a un tratamiento de fertilidad. 

Sin embargo, fue un embarazo muy peculiar y especial. Pese a haber nacido el mismo día, Noah y Rosalie fueron concebidos con unas tres semanas de diferencia, es decir, la mujer quedó en cinta cuando ya estaba esperando a uno de sus hijos.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Un fenómeno que recibe el nombre de superfetación. Es algo muy poco frecuente y se da cuando se produce la fecundación de un óvulo liberado durante la evolución del embarazo. De esta forma, se provoca la concepción de mellizos de distinta edad gestacional. 

Noah y Rosalie fueron concebidos con tres semanas de diferencia

Rebecca Roberts supo que estaba esperando dos bebés cuando acudió a la ecografía de las 12 semanas. Allí encontraron que había un segundo feto que en las citas anteriores no habían visto.

«Mi reacción inicial fue: '¿Cómo me pude haber perdido al otro gemelo?'», ha explicado el médico que atendió a la mujer, el doctor David Walker, en 'Good Morning America'. «Y después de esto me sentí un poco aliviado al descubrir que no fue mi error, sino que era un embarazo bastante extraordinario».

Para Rebecca fue algo «impactante» descubrir que estaba esperando dos bebés en lugar de uno. «Entonces me dijeron que había una diferencia de tamaño de tres semanas entre los niños que los médicos no podían entender», ha relatado Rebecca Roberts.

Los doctores le dijeron a la mujer que el bebé concebido más tarde podría no sobrevivir al parto, pero la pequeña Rosalie consiguió salir adelante. 

Rebecca Roberts dio a luz el pasado mes de septiembre, cuando llevaba 33 de semanas de gestación del primer gemelo y 30 del segundo.

Noah pesó 2 kilos y pasó casi un mes en la unidad de cuidados intensivos neonatales, mientras que su hermana pesó 1 kilo y estuvo alrededor de dos meses ingresada porque debido a un problema con su cordón umbilical había dejado de crecer y durante su embarazo la placenta «nunca creció adecuadamente». 

«Fue un trabajo duro»

El miedo, las dudas y la incertidumbre estuvieron rodeando a los padres durante la gestación de los niños, en el parto y en las semanas posteriores al nacimiento.

«Con los gemelos ya da miedo y luego por mi edad y el hecho de que fueron concebidos en diferentes momentos, y luego nos dijeron que todo estaba en contra de Rosalie», ha explicado la mujer a un medio local. 

«Lo que vino después de quedar embarazada fue un trabajo duro. No todo fue felicidad y arco iris como esperas que sea un embarazo. Fue bastante aterrador»

A pesar de ello, los dos pequeños consiguieron salir adelante. Rebecca y Rhys pudieron volver a casa con sus dos hijos pasadas las navidades y ahora disfrutan de su nueva vida con sus dos bebés. 

«Cuando los colocamos uno al lado del otro, es como si lo supieran al instante. Se acercan y se tocan la cara, y eso es lo más bonito. Los gemelos tienen un vínculo increíble de todos modos, pero la historia entre estos dos, cuando tengan la edad suficiente para averiguarlo, hará que se sientan aún más especiales», ha asegurado la mujer.

Aunque les ha costado años ser padres antes de la llegada de Noah y Rosalie, ellos mismos han asegurado que «valía la pena esperar» y que ahora disfrutan y agradecen la llegada de sus «super gemelos». 

«Todos los días los miro y pienso: 'Tengo mucha suerte'», ha destacado Rebecca Roberts, quien además ha abierto una cuenta de Instagram, que ya cuenta con más de 33 mil seguidores, donde comparte su nueva vida junto a sus dos hijos.