Fotografía de una persona con una factura y un teléfono móvil

La 'cuesta de enero' del coronavirus: 14 productos que subirán o bajarán de precio

El año 2021 nos depara la subida, bajada y congelación de productos, servicios, prestaciones y tasas muy importantes

Cada inicio de año se presenta difícil para la población debido a la denominada 'cuesta de enero'. Los gastos que supone cerrar el año anterior deja grandes consecuencias en la economía familiar, que en este 2021 está más debilitada que nunca debido a la crisis del coronavirus.

El desastre sanitario, social y económico que ha supuesto la pandemia ha generado un caos que también condiciona mucho las decisiones sobre los precios. Así, el nuevo año traerá previsiblemente rebajas en algunos servicios y productos, con el objetivo de aliviar un poco la economía familia.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Pero también traerá conseguido la subida de algunos precios e impuestos, así como la congelación de algunas de las prestaciones más importantes de nuestro país.

Las rebajas de precios previstas para el 2021

Este año 2021 comenzará con tres rebajas importantes que afectan a una gran mayoría de la población. La primera es una notable reducción del precio de las autopistas de peajes, que este próximo año serán más baratas.

De acuerdo con la fórmula automática de cálculo que el sector pactó con el Gobierno en 2002 en base al IPC y la evolución del tráfico durante este año marcado por la pandemia, se producirá un descenso de las tarifas del 0,11%. Será el primer mes de reducción tras tres años de subida. En 2020 los peajes subieron un 0,84%, en 2019 lo hicieron un 1,67% y en 2018, un 1,91%.

La segunda gran rebaja de este año 2021 será la que afectará al recibo de la luz, que inicia el camino hacia su abaratamiento.

El Gobierno ha decidido congelar durante los primeros meses de 2021 la parte fija de la factura de la luz, los denominados peajes y cargos eléctricos, al menos, hasta la fecha del 1 de abril.

En esta misma fecha entrará en vigor una nueva estructura del recibo que introduce la simplificación de los periodos horarios, un cambio que en teoría debería bajar el recibo y facilitar el ahorro de los consumidores.

Además, este mismo año que entra, el Gobierno pondrá en marcha la creación del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico. Según la previsión del Ministerio de Transición Ecológica, este plan conllevará una rebaja del recibo de la luz del 13% durante los cinco años siguientes a su puesta en marcha.

En tercer lugar, encontramos una reducción que afecta al límite de deducción de los planes de pensiones. El límite máximo de deducción por las aportaciones a planes de pensiones personales pasa de 8.000 a 2.000 euros, una medida que se ha tomado tras analizar que el beneficio fiscal de estos productos favorece a las rentas más altas.

Las congelaciones de precios pactadas para el 2021

Para este año 2021 encontramos dos congelaciones importantes que afectarán al salario mínimo y a las tarifas de Renfe.

El Gobierno ha aprobado en la última semana del año una prórroga del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) vigente, 950 euros por 14 pagas, un indicador que comenzará el nuevo año congelado pese a los intentos del Gobierno por abordar una nueva subida.

Además, las tarifas de Renfe no sufrirán cambios este 2021 para garantizar la demanda en un año en el que llegarán al mercado nuevos competidores para los trenes de alta velocidad. Tampoco aumentará el precio de la bombona de butano, que empezará el año costando 12,68 euros.

Las subidas de precios que marcarán el 2021

De esta forma, tan solo encontramos seis productos, servicios o prestaciones que reducirán o congelarán sus precios de cara al próximo año. El resto son subidas, la mayoría fiscales, que tienen como objetivo conseguir una mayor equidad entre las rentas más ricas y las más pobres.

De esta forma, el Gobierno ha aprobado para este 2021 una subida de hasta tres puntos más de IRPF para las rentas que superen al año más de 200.000 euros -del 23 al 26%-. También ha elevado en un punto -del 2,5 al 3,5%- el impuesto al patrimonio para fortunas de más de 10 millones de euros.

En el otro lado de la balanza, el Gobierno ha apostado por incrementar las prestaciones que perciben los colectivos más vulnerables. Es el caso de los jubilados, cuyas pensiones se incrementarán entre el 0,9 y el 1,8%. Lo mismo sucede con el Ingreso Mínimo Vital, que ha subido un 1,8% porque está vinculado a la evolución de las pensiones no contributivas.

También encontramos otra subida fiscal que afectará a las bebidas edulcoradas y azucaradas, que pasarán de pagar un 10% por este impuesto a tributar al tipo máximo del 21%. Por su parte, la factura del gas subirá de media casi un 6%.

Además, durante este 2021 será más caro comprarse un coche y contratar los servicios de Movistar. El 1 de enero entrará en vigor la nueva normativa WLTP para medir las emisiones, que supondrá un incremento en el impuesto de matriculación. Ese mismo mes la cuota mensual de algunas operadoras como Movistar también subirán entre 2 y 3 euros.