Lashun Massey, la reina de la belleza desaparecida

Hallan el cuerpo sin vida de Lashun Massey, la reina de la belleza desaparecida

Las autoridades han descartado por el momento que se trate de un asesinato

Lashun Massey, reina de la belleza de Dallas, Texas (Estados Unidos), fue reportada como desaparecida el pasado martes, 27 de abril.

La mujer, de 38 años, fue vista por última vez caminando cerca del Lago de Claire, en Irving, alrededor de las 7:30 de la mañana. 

Un par de días después de la desaparición de Lashun Massey, el día 29, las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de una fémina cerca de donde se la había perdido el rastro a la modelo. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A que esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Aunque en un primer momento no se pudo confirmar que el cadáver perteneciese a la norteamericana, la ropa con la que fueron encontrados los restos mortales coincidían con la que ella llevaba puesta cuando fue vista por última vez. 

«Puedo decir que la persona recuperada tenía ropa que coincide con la de la identificación de nuestra persona desaparecida», destacó Robert Reeves, el oficial de información pública de la policía de Irving.

Tras varios días de incertidumbre, finalmente la Oficina del Examinador Médico del Condado de Dallas ha confirmado este sábado, 1 de mayo, que el cuerpo encontrado en el Lago de Claire corresponde a Lashun Massey. 

Actitud extraña

Fue el marido de Lashun Massey, Jeff, quien reportó la desaparición de la reina de la belleza. «A eso de las 7:15 me puse un poco nervioso y le envié un mensaje de texto. Le llamé y ella no respondió, así que en ese momento encontré a nuestro guardia de seguridad aquí abajo y le pregunté si la había visto a ella o a alguien en el lago», ha explicado el hombre a los medios locales.

Ese mismo martes lo denunció a las autoridades y estas solicitaron la colaboración ciudadana. «Hicimos publicaciones en las redes sociales solicitando la ayuda de la comunidad», ha destacado Reeves.

Las personas que vieron a Lashun Massey le preguntaron si estaba bien porque la vieron adentrarse en el pantano en varias ocasiones, pero ella respondió que sí.

«Después de que un testigo la viera salir del agua, recibimos otra llamada unas horas después de otra persona que decía que le había visto volver a caminar dentro del agua».

Sin embargo, cuando las autoridades se desplazaron hasta el Lago de Claire no había nadie nadando en el pantano.

Por este motivo, se inició un dispositivo de búsqueda y se usó la tecnología para tratar de dar con el cuerpo de la reina de la belleza de Dallas.

Dos días después de reportar la desaparición de Lashun Massey, el 29 de abril, las autoridades encontraron el cuerpo sin vida de una mujer en el lugar donde había desaparecido la modelo y con la misma ropa con la que fue vista por última vez.

Finalmente, se ha confirmado este sábado, 1 de mayo, que los restos mortales hallados en el pantano pertenecen a la reina de la belleza.

Lashun Massey estaba casada, era madre de dos hijos y empresaria. Tenía un doctorado en ingeniería civil y era gerente de programas de investigación en la Universidad de Texas.

La mujer compaginaba su trabajo en la educación con el modelaje. Este jueves, 3 de mayo, tenía prevista una competición para volver a hacerse nuevamente con la corona de la belleza de Dallas.

No sabía nadar y le tenía miedo al agua

Se desconoce qué fue lo que le sucedió, pero las autoridades han descartado, por el momento, que pueda haber alguna persona involucrada en su muerte.

No obstante, su familia han destacado que no desecharan ninguna hipótesis hasta que sepan cómo se produjo realmente el fallecimiento de Lashun Massey. 

«Realmente no entendemos exactamente lo que pasó», ha lamentado Mary Ross, la madre de la reina de la belleza de Dallas.

«Ella tenía mucho miedo del agua. Además, no sabía nadar. No hay forma de que ella se hubiera metido en el agua o se hubiera puesto a jugar en ella». 

«No sé como sentirme en este momento. Era mi única hija. He gritado y gritado desde que lo escuché el martes, pero sé que Dios es bueno y va a cuidar de nuestra familia».