Franco Acosta, futbolista uruguayo

'Pidió auxilio y se fue': cuentan cómo falleció el futbolista de 25 años Franco Acosta

El cuerpo del joven fue encontrado casi en el mismo sitio donde desapareció, en una zona de corrientes y remolinos

Franco Acosta tenía grandes sueños. Uruguayo de nacimiento, había conseguido conquistar a varios clubes de fútbol europeos y estaba preparado para dar el salto a la élite. Pero todo se truncó el sábado, un día después de que cumpliera 25 años. Se lo tragó el arroyo al que había ido para bañarse con su hermano.

Se trata del arroyo Pando, en el departamento de Canelones, al sur de Uruguay. Los dos hermanos intentaron atravesar el río a nado. El hermano se arrepintió a medio camino y decidió volver a la orilla, pero Franco decidió seguir.

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Estaba cerca de la orilla, a unos 15 metros, pero no logró llegar. «Pidió auxilio y desapareció», aseguran las personas que estaban en el lugar y que intentaron socorrerlo. Pero el agua ya se lo había tragado y no pudieron hacer nada por él: se ahogó en una zona entre 3 o 4 metros de profundidad, ante la desesperación de su hermano.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Al ver que Franco no salía a la superficie dio la voz de la alarma a las autoridades policiales, que pusieron en marcha el protocolo de búsqueda y salvamento. Su desaparición conmocionó al mundo del fútbol y sus compañeros pidieron durante tres angustiosos días un milagro. Pero finalmente no pudo ser, y el cuerpo de «Caco» apareció sin vida.

El lugar en el que falleció Franco Acosta en un arroyo con fuertes corrientes que no dispone de servicio de salvamento. A pesar de estar lo buscaron durante tres días, el cuerpo apareció casi en el mismo lugar donde se había esfumado, lo cual indica que seguramente se lo tragó un remolino y quedaría atrapado en el fondo del arroyo.

El subprefecto de la Ciudad de la Costa, zona donde sucedió el trágico incidente, explicó que la zona no está habilitada para baño y que existe un alto riesgo por las corrientes interiores: «Es una zona que es muy peligrosa para los bañistas. Al no ser habilitada para baños, no hay un control muy estricto, y esto permite que muchas veces ocurra lo que sucedió». 

Según la autoridad policial, «los ríos y los arroyos tienen la particularidad de aparentar una normalidad en la superficie pero tener grandes corrientes en lo profundo, y a veces contrarias a la corriente de la superficie, que dificulta mucho la tarea de nadar». Estas corrientes profundas en direcciones opuestas pudieron ser las que se tragaron el cuerpo de Franco. 

Las autoridades recomiendan informarse sobre los posibles peligros del lugar antes de bañarse en un río, un lago o un arroyo. Hay que bañarse solo en las zonas habilitadas y en las partes aptas, que suelen estar marcadas por boyas. No hay que nada a contracorriente: si te sientes arrastrado por una corriente, hay que nadar paralelamente a la orilla y al salir de la corriente nadar hacia la superficie. 

El padre de dos niños que soñaba ser como Cavani

Franco Acosta nació el 5 de marzo de 1996 y era padre de dos niños. Sus padres se habían separado cuando él era pequeño y había establecido una relación muy estrecha con sus abuelos paternos. Fueron ellos quienes le animaron a jugar al fútbol. «Todo se lo debo a ellos», solía decir el jugador. Su abuelo le llevaba a los partidos, donde empezó a destacar como delantero.

Con 17 años debutó en la primera división uruguaya, y tras realizar varias buenas actuaciones fue fichado por el Villarreal, en España. Allí estuvo en el segundo equipo cuatro temporadas, de 2014 a 2017, y luego se fue al Racing de Santander. En 2018 volvió a Uruguay, donde jugó en varios equipos demostrando un alto nivel.

El momento crucial en su trayectoria llegó con una llamada inesperada: «Prepáralo todo que mañana nos vamos a Portugal». Se fue a jugar al Sporting de Braga, pero tras algunos partidos amistosos decidió regresar a su país. Su sueño era jugar con la selección nacional, y creía que en Portugal no tendría opciones de jugar.

Su gran referente era el delantero uruguayo Edison Cavani: «Lo que más admiro de él es la potencia que tiene para sacarse rivales de encima y entrar en el área». Franco también admiraba a Neymar. Tras su muerte se han sucedido las muestras de dolor en el fútbol mundial, por la pérdida de un talento tan joven.