Una niña jugando en la playa con una mascarilla puesta

Los expertos detallan cómo será el verano en España y avisan de agosto y septiembre

Los casos de coronavirus pueden repuntar a partir del verano

Los casos de coronavirus han vuelto a subir ligeramente en los últimos días. Según el último dato del Ministerio de Sanidad, la incidencia acumulada a 14 días se coloca en los 445 casos. Esto supone un incremento de 13 puntos y, además, a las puertas de la Semana Santa.

España continúa con un nivel alto de alerta por contagios, pero se encuentra entre los países con menor transmisión. Muy por debajo de la media europea que alcanza los 1500 casos o Alemania, que llega a los 3176. Francia, Italia, Portugal o Reino Unido superan los mil.

A las puertas de esta festividad que se celebrará en abril en toda España, el coronavirus parece dispuesto a concedernos una pequeña tregua. Varios expertos desvelan a Nius que se prevé una Semana Santa tranquila. En cualquier caso recuerdan que el virus sigue muy presente y que no debe bajarse la guardia.

“No hay que estar asustados, pero la relajación no debe ser total, porque eso puede llevar a repuntes”, señala Álex Arenas. Este físico y matemático cree que esto fue precisamente lo que sucedió en otros países de Europa. “La relajación total de las medidas lleva a la relajación falsa de que no hay virus”, apunta.

Cuenta que la situación que está atravesando España en estos momentos es normal. “La tasa de seroprevalencia es altísima y es normal que se estanque, que repunte un poco y vuelva a bajar”, destacó. Entiende que “hemos hecho bien los deberes y hay mucha gente vacunada” y con vacunación natural tras haber pasado el covid dos veces.

Una mujer paseando en Madrid con la mascarilla puesta
El coronavirus puede repuntar a partir del verano | EUROPA PRESS

De una manera muy similar se expresa Ildefonso Hernández, portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria. Entiende que si hay un repunte será limitado gracias al porcentaje de inmunización y a las personas que han pasado la covid con ómicron. Confiesa que “no da tiempo a que suba mucho más la incidencia de casos” de aquí a la Semana Santa.

Es complicado augurar lo que puede ocurrir con la pandemia de coronavirus, aunque tienen claro que deben mantenerse las medidas de seguridad. “Hay que seguir con las mascarillas en los interiores, sobre todo en ocio y restauración, que es donde más nos relajamos”, apunta.

▶️ Los 5 síntomas de Deltacrón, la nueva variante del coronavirus

Insisten en la necesidad de continuar trabajando en la “calidad del aire y los sistemas de circulación y prevención”. Consideran que nos acercamos hacia el buen tiempo, y eso implica que la gente haga más vida en exteriores. Por lo tanto, suponen buenas noticias.

Los expertos explican que “no hay que dejar de mirar la presión hospitalaria, que por ahora está controlada”. La incidencia de casos “sigue siendo demasiado elevada y hasta que no bajemos de 100 puntos no debemos relajarnos”. Añaden que el virus sigue estando presente y provocando muertes.

Personas en una playa de Mallorca con mascarillas en marzo de 2021
En verano hay más aglomeraciones, aunque suelen ser al aire libre | GTRES

El coronavirus puede repuntar a partir del verano

Pero el coronavirus puede reaparecer en el momento menos pensado. Álex Arenas sostiene que “lo que estamos viviendo hasta ahora está dentro de lo normal”. Sin embargo, el problema “lo vamos a tener a finales de verano o principios de otoño”.

Se espera que en esa época decaiga la inmunidad. Ya sea por los que recibieron la tercera dosis en diciembre y enero, o por los que fueron contagiados por ómicron a comienzos de año. El efecto cuenta con una durabilidad de seis meses, por lo que auguran una nueva ola que podría complicar la situación.

Ponen el foco sobre todo entre las personas más vulnerables. Es el caso de los mayores y de los residentes en centros sociosanitarios, que recibieron la dosis de refuerzo en septiembre de 2021. “Ya hemos visto que si no hay inmunidad, el virus hace mucho daño y eso se refleja en el sistema sanitario”, apuntan.

El coronavirus exige que no se baje la guardia. En opinión de este físico, “debemos tener una mirada lateral porque hay gente que viene de muchos sitios en locales pequeños”. El resultado sería un aumento de los contagios.