Pablo Iglesias visiblemente cansado en su escaño del Congreso de los Diputados

La confunden con la tránsfuga de Ciudadanos y le dicen de todo: «Yo soy de Podemos»

Isabel Franco es el nombre de la vicepresidenta de Murcia, que ha decidido mantener en el poder al PP, pero también el de una diputada sevillana

La Región de Murcia ha pasado, de la noche a la mañana, a estar en boca de todo el mundo en nuestro país. El inesperado movimiento de Ciudadanos y PSOE, presentando una moción de censura contra el popular Fernando López Miras, ha provocado un auténtico terremoto político, con especial virulencia en la Comunidad de Madrid, que se ve abocada a unas elecciones anticipadas. 

Isabel Franco, una de las tránsfugas de Ciudadanos

Uno de los nombres que más se escuchan estos días es el de la hasta ahora vicepresidenta del ejecutivo regional, Isabel Franco, una de las díscolas de Ciudadanos, que votará en contra de la moción de censura y mantendrá, previsiblemente, al PP en el poder en Murcia. Esta periodista de profesión, que también ejerce como consejera de Igualdad, se sumó en un primer momento a la moción de censura, pero finalmente seguirá como vicepresidenta, junto a otros dos compañeros tránsfugas, que han asumido por primera vez consejerías. 

logo Twitter¿Aún no nos sigues en Twitter? ¿A que esperas? 📲Tus noticias preferidas al momento en el móvil con España Diario! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

De hecho, en un mensaje compartido en sus redes sociales, donde sigue presentándose como «diputada de Ciudadanos», la vicepresidenta ha salido en defensa de su postura, que ha tildado de «responsabilidad», y ha atacado lo que considera un «juego de ambiciones políticas». «El Gobierno de coalición continuará trabajando en la misma línea, que no es otra que respetar el compromiso de servicio público que asumimos hace dos años», ha insistido. 

Una diputada de Podemos, acusada de 'traicionar' a Ciudadanos

Ahora bien, coincidencias de la vida, resulta que en las primeras líneas de la política española hay otra Isabel Franco, pero de un color político que dista mucho del de la murciana. Se trata de una diputada de Podemos Andalucía por la circunscripción de Sevilla, actualmente en el Congreso de los Diputados. Una coincidencia que, además de resultar curiosa por las ideologías que profesan estas dos mujeres, se ha convertido en un auténtico quebradero de cabeza para la andaluza. 

Tras recibir fuertes críticas, acusaciones de traición e incluso insultos en sus redes sociales, Isabel Franco reaccionó para aclarar el malentendido. «Hola a todos. Me llamo igual que la diputada tránsfuga de Ciudadanos Murcia, pero yo soy diputada de Podemos y responsable de política de Podemos Andalucía», escribía la sevillana en su cuenta de Twitter, donde también pedía: «No se confundan, por Dios». 

Sin embargo, la confusión no ha cesado en ningún momento, y horas después la diputada de Podemos se ha visto obligada a reaccionar por segunda vez, y exponer las diferencias que la separan de la murciana. «No, venga, en serio, me echan humo las notificaciones con el 'tamayazo' de Ciudadanos Murcia», escribía, además de dejar la cuenta real de la vicepresidenta murciana. 

«¡Que no soy yo, hombre!»

«Ella es periodista, yo laboralista. Ella es de derechas, yo de izquierdas. Ella tránsfuga, yo leal. Ella prefiere gobiernos corruptos, yo gobierno social», añadía la parlamentaria, además de dejar un guiño. Finalmente, este mismo sábado, Isabel Franco se ha visto obligada a reaccionar por tercera vez, ahora respondiendo a la cita de un usuario enfadado con su supuesto 'cambio de chaqueta'. 

«Me parece increíble lo que has hecho. En serio, solo os debéis a la butaca», le reprochaba un anónimo en Twitter, a lo que la andaluza replicaba con un tono ya mucho más serio: «¡Que no soy yo, hombre!». A continuación, ha vuelto a dejarle claro que ella es «de Podemos», y que la que «la ha liado por la butaca es @ifranco, de Ciudadanos». Sorprendido, el usuario le preguntaba estupefacto: «¡No fastidies!,¿con el mismo nombre y apellido?». Un claro ejemplo de que siempre va bien asegurarse antes de cagarla en las redes sociales.