Imatge d'un hospital exclusiu per a pacients amb coronavirus

Un estudio revela la cifra real de víctimas que se han evitado en España con el confinamiento

En toda Europa se habrían salvado 3,1 millones de vidas según un nuevo estudio del Imperial College London

Un nuevo estudio del prestigioso Imperial College London, en el Reino Unido, y publicado este lunes, 8 de junio, en la revista 'Nature', ha revelado que el confinamiento que se ha decretado en los últimos tres meses a gran parte de Europa , junto con otras medidas «no farmacéuticas», podría haber salvado 3,1 millones de vidas del coronavirus.

De estos 3,1 millones, 450.000 personas son las que se habrían podido salvar en España, uno de los países que ha aplicado el confinamiento de forma más estricta en todo el continente y que aún no ha terminado del todo por las fases de desescalada propuestas por el gobierno.

El estudio hace estimaciones comparando los datos de transmisión del virus de once países, entre ellos España. Desde las primeras semanas de marzo y hasta principios del mes de mayo, los países comenzaron a decretar restricciones de movimientos,cierre de escuelas y negocios, y finalmente confinamientos totales en algunos casos, con la intención de frenar la expansión del coronavirus.

Este tipo de medidas, que muchos consideraron necesarias en su día, han generado todo tipo de críticas que han ido aumentando con el paso de las semanas, especialmente por su dureza y el impacto social y económico que ya se está viendo en la mayoría de países.

Ahora, sin embargo, este estudio demuestra que fueron medidas eficaces para salvar millones de vidas sólo en Europa y ayudará, en el futuro, a enfrentarse a nuevas situaciones similares y si se puede actuar de forma diferente para intentar reducir la afectación económica .

El análisis de las muertes, más fiable que los casos positivos

Los investigadores del estudio han propuesto, además, que el análisis de la pandemia será más fiable si se valoran los datos sobre la mortalidad, más que los contagios, ya que ha quedado demostrado que muchos de los casos reales de coronavirus no se detectan.

En cambio, es más fiable el estudio de muertos, que aportan una visión más real de la pandemia del Covid-19 en cada zona. En este sentido, los investigadores utilizaron los datos de los muertos para detectar cambios en la evolución de la enfermedad como resultado de las medidas no farmacéuticas implementadas por los países.

Según este estudio, entre 12 y 15 millones de personas de los once países analizados se contagiaron de coronavirus,entre el 3,2 y el 4% de la población, con variaciones según los países. Bélgica sería el país con más población contagiada, un 8,8%, seguida de España, con un 5,5%, unos 2,3 millones de personas.

El porcentaje de España prácticamente coincide con el estudio de prevalencia que se ha hecho y del que ya conocen los resultados de dos oleadas. Ambas aportaron un porcentaje de entre el 5 y el 5,2% de población contagiada.

Comparando el número de muertes reales con lo que preveía su modelo matemático si no se hubieran decretado medidas de contención, los investigadores detectaron que se han salvado unos 3,1 millones de vidas, y que el número R0, que indica cuántos casos secundarios aparecen de una enfermedad a consecuencia del caso primario, es decir, a cuánta gente puede infectar cada persona enferma, se situó por debajo de 1 también por las medidas de confinamiento.

Uno de los autores del estudio, Samir Bhatt, del Centro de Análisis Global de Enfermedades Infecciosas del Imperial College, asegura que «estos datos sugieren que, sin estas intervenciones, como los confinamientos o el cierre de escuelas, habría habido muchas más muertes por Covid-19 », y que la tasa de transmisión ha caído desde «niveles altos» hasta «niveles bajo control».

Además, aseguró que «nuestro análisis sugiere también que ha habido muchas infecciones de las estimadas. Ahora se debe considerar cuidadosamente el mantenimiento de las medidas necesarias para mantener bajo control la transmisión del SARS-CoV-2».