Un hombre y una mujer con mascarillas sujetan bolsas de la compra frente a un escaparate

¿Habrá cierres perimetrales en Navidad? Las comunidades autónomas que ya lo plantean

El Gobierno no impedirá la movilidad entre regiones de forma general, según su propuesta, pero las regiones que lo deseen sí pueden mantener los cierres perimetrales

El cierre perimetral es una de las medidas más drásticas que llegaron a España tras la declaración del segundo estado de alarma general en el país en un intento de luchar contra la transmisión del coronavirus en esta segunda ola. 

El texto del estado de alarma da amparo legal a las autonomías de blindar sus fronteras respecto con las de otras regiones para impedir la entrada o salida de ciudadanos de su territorio sin una causa justificada, y la mayoría de comunidades se acogieron a la norma para decretar cierres. 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Solamente Extremadura, Galicia y los archipiélagos de Canarias y Baleares han mantenido sus fronteras abiertas desde entonces, mientras que Madrid ha cerrado perimetralmente su región solamente con los puentes festivos, dos en noviembre y el de la Constitución de diciembre.

El resto de autonomías llevan cerradas prácticamente desde finales de octubre, y la mayoría ya han informado que el cierre se mantendrá, por lo menos, hasta después del puente de diciembre, el de la Constitución, para impedir la movilidad y hacer bajar más la curva de contagios, que está en fase de descenso en prácticamente todo el país. 

La pregunta que se hacen ahora muchos españoles es si esos cierres perimetrales seguirán vigentes en Navidad, porque impedirían a muchos ciudadanos a volver a sus pueblos para ver a sus familias y celebrar las fiestas juntos.

El ministerio de Sanidad, en el borrador de medidas comunes para toda España para poder celebrar las Navidades, dejó claro que desde el Gobierno central no se impondrán restricciones a la movilidad, pero sin embargo las comunidades autónomas, amparadas por el estado de alarma, siguen teniendo el poder de hacerlo. De momento, ya son varias las autonomías que, sin hacerlo oficial, se han mostrado partidarias de mantener el confinamiento perimetral durante las fechas navideñas.

Castilla y León apuesta por mantener el confinamiento perimetral

Verónica Casado, consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, se ha mostrado partidaria a mantener los cierres perimetrales, en concreto el de su región, durante las fechas navideñas. De hecho, la propuesta ha sido presentada en un documento con medidas que la comunidad valorará de cara a las fiestas y que propone no solo el cierre de Castilla y León respecto a otras comunidades, sino que incluso contempla el cierre de las provincias castellanoleonesas.

La consejera ha defendido estas propuestas y cree que concuerdan con la petición de Sanidad de intentar reducir la movilidad al máximo, pero pide que estas decisiones se tomen de forma conjunta entre todas las comunidades y que haya unidad de criterio.

Murcia y Navarra esperarán a ver cómo evoluciona la pandemia

Murcia y Navarra son otras dos comunidades que, sin confirmar todavía el cierre, no se han mostrado en contra de imponerlo. En el caso de Navarra, Javier Remírez, vicepresidente primero del gobierno foral, ha aclarado que la comunidad está planteándose flexibilizar algunas medidas, pero pide ser «muy cuidadosos» y mantener contacto lo más limitado posible con otras unidades de convivencia.

De momento no valoran qué medidas seguirán vigentes después del puente y prefieren esperar para ver cómo funciona la suavización de algunas medidas, como en la hostelería, a partir de este jueves. Una vez superado el puente, el gobierno foral valorará qué medidas tomar para las Navidades, pero también ha asegurado que se respetarán las medidas «de consenso» que se pacten con otras comunidades y el Ministerio de Sanidad.

En el caso de la región murciana, su presidente, Fernando López Miras, ha señalado en una entrevista a RNE que prefiere esperar para ver cómo evoluciona la situación en las próximas semanas, ya que cuatro semanas son «impredecibles» para poder tomar decisiones ahora. Aun así, si la tendencia se mantiene, ha expresado su deseo de «favorecer que las familias puedan estar juntas», siempre respetando el resto de medidas y restricciones y asumiendo que estas navidades serán diferentes.

Madrid espera no tener que confinarse

Madrid, por su parte, es una de las regiones que más ha bajado la incidencia desde el pico de su segunda ola, a finales de septiembre y principios de octubre, y a consecuencia de esta tendencia su vicepresidente, Ignacio Aguado, ha explicado que «confía» en que se mantenga a la baja para Navidad y en que la última «gran decisión» que tenga que tomar la región sobre un cierre perimetral sea la del puente de la Constitución.

Cataluña tiene su propio plan

Cataluña, que ya tiene su propio plan de desescalada, mantiene sus municipios perimetralmente los fines de semana, es decir, entre el viernes a las 06:00 h y el lunes a las 06:00 h. Este año, Navidad cae en viernes y San Esteban, festivo en la región, en sábado, por lo que los cierres municipales afectarían a estas celebraciones.

Aun así, ya adelantaron que si la tendencia del virus acompaña, la intención es que el 21 de diciembre se inicie la tercera fase de la desescalada, lo que conllevaría una apertura de los límites del confinamiento, que pasaría a ser comarcal. Las autoridades ya han recalcado que decidirán en función de los datos epidemiológicos, así que habrá que esperar para ver si permiten movilidad más general por toda la región e incluso de otras comunidades o si abogan por mantener los cierres.

País Vasco mantendrá las restricciones

Desde el País Vasco, el portavoz del gobierno, Bingen Zupiria, advirtió el martes que «las medidas básicas que ya están en vigor se deberán mantener mucho tiempo», incluida la Navidad, aunque no especificó si habría algunas restricciones que podrían verse suavizadas de cara a estas fechas. 

Zupiria explicó que Euskadi apoya el borrador de Sanidad de mantener las reuniones a un máximo de seis personas y reducir el toque de queda en las noches de Nochebuena y Nochevieja, pero no ha explicado si la comunidad vasca presentará algunas propuestas distintas. Sí que ha indicado que si se toman decisiones sobre restricciones en Navidad se hará en función de la progresión de la pandemia y que se anunciarán conforme se vayan adoptando.